Evo Morales agradece a México y llega a Argentina como asilado político

"Aterrizó recién en Ezeiza. Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado", anunció el canciller Felipe Solá. 

  • Evo Morales agradece a México y llega a Argentina como asilado político

 

El presidente constitucional de Bolivia, Evo Morales, quien fue forzado a renunciar el pasado 10 de noviembre tras el amotinamiento de las fuerzas de seguridad de su país y las presiones de los militares, llegó a la Argentina en calidad de asilado político. 

"Aterrizó recién en Ezeiza. Viene para quedarse en la Argentina, porque entra en condición de asilado y después pasará a tener la de refugiado", anunció el canciller Felipe Solá. 

En declaraciones a TN, el funcionario nacional señaló que firmó en la noche del pasado miércoles los trámites para aceptarlo como asilado y precisó que en los próximos días solicitará su declaración como refugiado.

El nuevo jefe de la diplomacia argentina reiteró  que el de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, "es un Gobierno de facto".

Evo llegó acompañado de su exvicepresidente Álvaro García Linera, su excanciller Diego Pary, la exministra de Salud Gabriela Montaño y el exembajador de Bolivia ante la OEA José Alberto Gonzáles.

Los políticos bolivianos iniciaron el trámite para ser aceptados como refugiados políticos, condición que debe ratificar el Ministerio del Interior, a cargo de Eduardo de Pedro.

Los hijos de Morales ya se encuentran hace tres semanas en Argentina, donde fueron recibidos por el gobierno del exmandatario Mauricio Macri tras una gestión personal que realizó el presidente Alberto Fernández.

"Hoy vuelve la esperanza a la hermana República Argentina de la mano de Alberto y Cristina", publicó Evo  en la red social Twitter.

Agregó en su mensaje: "Felicitamos la proeza de este valeroso pueblo que hoy levanta las banderas de la integración y la Patria Grande. Las bolivianas y bolivianos nos sentimos admiradores de su historia de lucha".

Fuentes de su entorno ya habían expresado públicamente que Morales analizaba instalarse en la Argentina, dado que de ese modo podría estar más cerca de su país y así establecer un contacto más fluido con los dirigentes de su partido.

La semana pasada, viajó a Cuba para una consulta médica, pero no trascendieron detalles acerca de su estadía en La Habana.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard había adelantado más temprano la decisión de Morales y remarcó que el líder boliviano "agradeció cumplidamente la generosidad del pueblo y el gobierno de México".