Venezuela presenta pruebas contra Guaidó por operación Gedeón

Un bufete legal de EE.UU. dirigió una carta a Juan Guaidó para cobrar 1.5 millones de dólares adeudados a la empresa Silvercorp, ejecutora de la fallida operación Gedeón.

  • Venezuela presenta pruebas contra Guaidó por operación Gedeón
    Hasta la fecha han sido capturados más de 50 implicados en la fallida incursión marítima contra Venezuela.

El Gobierno de Venezuela difundió otro documento que prueba el vínculo del diputado derechista Juan Guaidó con la incursión armada del 3 de mayo pasado cuyo propósito era atentar contra el mandatario Nicolás Maduro.

Cinco días antes de perpetrarse esa incursión armada, el despacho legal Volk Law, ubicado en la Florida, EE.UU., remitió una carta a Guaidó por el pago vencido de 1.5 millones de dólares adeudado a la empresa Silvercorp USA por el contrato firmado entre el dirigente y el gerente general de la compañía, Jordan Goudreau, para ejecutar, entre otros planes violentos, el asesinato del presidente Maduro.

En la misiva, remitida el 28 de abril, el bufete legal detalla que el compromiso asumido con Silvercorp USA, contemplaba “un pago inicial de 1.5 millones de dólares dentro de los cinco días posteriores a la firma del Acuerdo de Servicios Generales, el 16 de octubre de 2019”, cuya retención corresponde a la evaluación previa del proveedor de servicios y las tarifas administrativas.

Además de Guaidó, la carta está dirigida a otros firmantes del contrato como Juan José Rendón, Sergio Vergara y Manuel Retureta. También fue remitida a Carlos Vecchio y Fernando Blasi.

Tras la incursión del pasado 3 de mayo, Goudreau se atribuyó la acción -denominada Operación Gedeón- y reveló el contrato, acusando a Guaidó que no cumplir los compromisos adquiridos con su empresa.

En una entrevista concedida por esos días a un medio de comunicación internacional, Rendón confirmó que la incursión paramilitar en las costas venezolanas tenía objetivos terroristas, al tiempo que dijo que Guaidó sabía el propósito del contrato que firmó.

Otro objetivo de la operación, coordinada desde Colombia por la oficina estadounidense de Administración y Control de Drogas (DEA) con apoyo del narcotráfico, era continuar con el despojo de los activos del país, así como apoderarse del petróleo, oro y demás recursos naturales de Venezuela.