Tribus sirias defienden lucha contra ocupación de fuerzas pro-estadounidenses

Los líderes tribales del este de Siria han instado a formar una unidad para luchar contra la presencia de las fuerzas de EE.UU. y sus aliados en el país árabe.

  • Los jefes de la tribu árabe Al-Aqidat, una de las más grandes en la provincia de Deir Ezzor.
    Los jefes de la tribu árabe Al-Aqidat, una de las más grandes en la provincia de Deir Ezzor.

Los líderes tribales del este de Siria han instado a formar una unidad para luchar contra la presencia de las fuerzas de EE.UU. y sus aliados en el país árabe.

Los jefes de la tribu árabe Al-Aqidat, una de las más grandes en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria, emitieron una declaración conjunta en la que convocaron a sus compañeros árabes a hacer frente a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por Washington.

“Los crímenes de las milicias respaldadas por Estados Unidos e (Israel) cruzaron todas las líneas rojas”, según reza el comunicado, publicado el domingo durante un consejo militar celebrado en la capital homónima de Deir Ezzor.

Los participantes de esta reunión respaldaron también al Gobierno legítimo del país árabe, presidido por Bashar al-Assad, y anunciaron el inicio de una resistencia popular contra las tropas ocupantes estadounidenses y sus herramientas en el suelo sirio.

“Nos reunimos hoy para tomar las medidas necesarias para enfrentar al ocupante estadounidense y sus bandas terroristas, y liberar las tierras sirias… Siria permanecerá bajo el liderazgo del presidente Bashar Al-Assad”, agregó la nota, recogida por los medios sirios.

Por su parte, Abd al-Karim al-Hafil, notable líder de la citada tribu, resaltó que el pueblo de Siria en general y Al-Aqidat en particular, no han aceptado ni aceptarán la presencia de ninguna fuerza ocupante en su territorio y que continuarán resistiendo ante las fuerzas estadounidenses.

La convocatoria de los líderes tribales se produce días después de que las fuerzas estadounidenses y sus afiliados kurdo-árabes en la FDS atacaran varios pueblos y ciudades en Deir Ezzor, en represalia por una manifestación que organizaron los residentes de esta región por el asesinato de un grupo de jeques árabes.

Los habitantes de las provincias sirias de Al-Hasakeh y Deir Ezzor han denunciado en reiteradas ocasiones los continuos ataques y campañas de arresto que realizan los aliados de EE.UU., lo que ha generado un estado de inestabilidad, afectando severamente a sus negocios y medios de vida. 

Ellos, igualmente, acusaron a las FDS del robo del petróleo sirio y de no hacer inversiones en los sectores de servicios.