Retirar fuerzas del Medio Oriente, interrumpir el trabajo de Biden y atacar a Irán: ¿qué planea Trump?

En una reunión a la que asistieron el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el vicepresidente Mike Pence, el secretario de Estado y de Defensa en funciones y el presidente del Estado Mayor Conjunto, el mandatario puso sobre la mesa las posibilidades de una acción militar contra un sitio nuclear iraní en las próximas semanas.

  • Retirar fuerzas del Medio Oriente, interrumpir el trabajo de Biden y atacar a Irán: ¿qué planea Trump?
    El exfuncionario del Comité del Partido Republicano, Dallas Woodhouse.

The New York Times reveló en su artículo que los asesores de Trump lo desalentaron de proceder con un ataque contra las instalaciones iraníes, porque esto podría escalar fácilmente a un conflicto más amplio.

El objetivo de Trump es claro, que es presionar a Irán, pero está pensando en más de una forma de llegar a eso. Según el diario Foreign Policy, a pesar de la oposición de la comunidad internacional, Trump insiste en clasificar al movimiento Ansar Allah en Yemen como organización terrorista antes de dejar su cargo, en un esfuerzo para interrumpir los esfuerzos de paz gestionados por la ONU y complicar los esfuerzos del presidente electo Joe Biden para reabrir las conversaciones con Irán sobre su programa nuclear.

Lo que está diciendo Foreign Policy, Pompeo lo afirma con franqueza, ya que dijo en declaraciones de prensa que "Washington aún tiene más trabajo en las próximas semanas para reducir la capacidad de Irán de torturar el Medio Oriente".

Woodhouse a Al Mayadeen: Trump es imprudente a veces, pero no iniciará la guerra

El exfuncionario del Comité del Partido Republicano, Dallas Woodhouse, dijo que "el presidente Trump no ha mostrado interés en guerras extranjeras ni en lanzar ataques militares", y considera que es "uno de los presidentes estadounidenses más pacíficos".

Durante su entrevista  con Al Mayadeen, señaló que "se espera que Trump continúe trabajando para concretar más acuerdos de paz en la región, como sucedió con Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos". Señaló que "a largo plazo esta es la mejor forma de presionar a Irán".

Según el funcionario republicano, "el presidente Trump es conocido por su imprudencia en ocasiones, pero no espero que de repente decida lanzar bombas en una zona determinada, ya que esto no sirve a los intereses de ninguna  parte", dijo.

Con respecto a lo que han publicado los periódicos estadounidenses sobre este tema, Woodhouse dijo que "filtrar información de este tipo es una violación de la privacidad en los Estados Unidos de América", y agregó que "hay muchas discusiones en la Casa Blanca y al presidente no le interesa". 

"Creo que esta información fue fabricada por The New York Times y no merecía atención alguna. Está claro que el presidente no dará ese paso", dijo.

"Trump pasará el tiempo que le queda en la Casa Blanca construyendo puentes en el Medio Oriente  entre (Israel) y algunos regímenes árabes", agregó. 

Señaló que el presidente republicano puede concluir más de estos acuerdos durante el último período de su presidencia.

Woodhouse señaló que la idea de que "el presidente puede lanzar una guerra en los últimos momentos de su administración no es una idea lógica".

Y agregó: "Cualquier conversación sobre el fracaso de la administración Trump con Irán no es correcta. Más bien, es la administración de Obama la que no logró negociar con Irán".

El funcionario republicano señaló que "Trump logró muchos éxitos al aislar a Irán al trabajar con otros países y concluir acuerdos con ellos".

Según Woodhouse, "salir del acuerdo nuclear fue un logro, y la administración de Trump trabajó para formar una especie de unión de países capaces de hacer frente a Irán". 

"La administración Trump ha logrado devolver una parte de los soldados durante los últimos cuatro años, y hay una discusión en el Partido Republicano sobre la cantidad de soldados que permanecerán en el Medio Oriente y si su salida podría conducir a la estabilidad en algunas áreas", concluyó.

Por su parte, el experto en asuntos israelíes, Elif Sabbagh, dijo a Al Mayadeen: "Trump busca interrumpir el curso de acción de Biden en los próximos años". Señaló que las opciones más probables de Trump son trabajar para una salida militar de la región". 

Sabbagh agregó que cualquier operación militar contra Irán puede convertirse en una gran guerra, y enfatizó que "entre los logros alcanzados por Trump está la tortura del pueblo iraní a través de las sanciones impuestas a él". 

En este contexto, indicó que Trump no había logrado los objetivos declarados de las sanciones impuestas a Irán, y agregó que "los estudios israelíes no indican preocupación por el programa nuclear iraní, sino por los avances científicos y tecnológicos". 

También consideró que "las sanciones económicas a Irán conciernen a (Israel) 10 veces más que las armas nucleares iraníes". Explicó que "lo que Netanyahu le pidió a Biden es mantener las sanciones a Irán". 

Sabbagh dijo que la atmósfera en (Israel) no está lista para una operación militar contra Irán. 

A su vez, el editor en jefe del periódico Iran Diplomatic, Imad Abshnas, señaló que los servicios de seguridad iraníes revelaron los planes de Trump e hicieron arreglos para ello. Dijo que "el lobby sionista estaba presionando a Trump para que tomara medidas militares contra Irán". 

En entrevista con Al Mayadeen, explicó que "el plan requería que Biden llegara a la Casa Blanca y encontrara la guerra con Irán". Indicó que "el discurso estadounidense sobre la presencia de Al-Qaeda en Irán apunta a imponer sanciones que Biden no pueda evitar". 

Abshnas señaló que Estados Unidos es el que se ha vuelto internacionalmente aislado, "y la evidencia es la reciente reunión del Consejo de Seguridad". Añadió que "Washington quería en el Consejo de Seguridad castigar a Irán, pero fracasó en esta dirección.

También confirmó que se enviaron fotografías aéreas desde Irán a las fuerzas estadounidenses que documentan la capacidad de atacar buques de guerra estadounidenses. "Irán no posee armas nucleares, pero la entidad sionista tiene estas armas", señaló. 

Asimismo, destacó que el pueblo iraní ama a sus líderes, a diferencia de lo que existe en Estados Unidos. Dijo que la posición del pueblo iraní junto al liderazgo significa que las filas están unidas en Irán.

Mientras tanto, añadió que Biden debe intentar restaurar la confianza en Estados Unidos y cumplir con el acuerdo nuclear.

Irán, después de publicado el informe en The New York Times sobre un posible ataque de Estados Unidos, respondió que recibiría con "una respuesta abrumadora".