Rusia condena la decisión de EE.UU. sobre Sahara Occidental

Tras Baréin, Sudán y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Marruecos es el cuarto país árabe en establecer relaciones con el régimen israelí en los últimos meses, apoyados incondicionalmente por el Gobierno estadounidense.

  • El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Mijail Bogdanov.
    El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Mijail Bogdanov.

“Lo que los estadounidenses han hecho aquí es una decisión unilateral que excede completamente el marco del derecho internacional”, dijo este viernes el viceministro de Exteriores de Rusia, Mijail Bogdanov, citado por la agencia de noticias RIA Novosti.

Asimismo, el diplomático ruso condenó en duros términos la decisión del presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, quien el jueves anunció la normalización de nexos entre Marruecos e (Israel), a cambio del reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental.

En esta misma línea, al alto funcionario de Rusia agregó que esta decisión, además de violar los derechos internacionales, excede los límites de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) votada por los propios estadounidenses.

El anuncio de Trump, quien pasa sus últimos días en el poder, provocó una ola de rechazos a nivel internacional. Por su parte, el Frente Polisario denunció que tal mediada “no le corresponde” y representa una “flagrante violación” de la Carta de Naciones Unidas.

Es más, varios movimientos palestinos, entre ellos el Movimiento de Resistencia de Palestina (Hamas), tacharon este pacto de una traición, enfatizando que Tel Aviv aprovecha estos acuerdos de normalización para intensificar sus políticas agresivas contra el pueblo palestino.

Tras Baréin, Sudán y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Marruecos es el cuarto país árabe en establecer relaciones con el régimen israelí en los últimos meses, apoyados incondicionalmente por el Gobierno estadounidense.

Después de la firma de los acuerdos de Oslo entre los palestinos e israelíes, Marruecos e (Israel) entablaron relaciones de bajo nivel en 1993, sin embargo, tras el estallido de la Segunda Intifada (levantamiento) palestina en 2000, Rabat suspendió los pactos.