La próxima guerra puede causar un desastre, nuestro ejército se quedó atrás, asegura ex general israelí

“En la próxima guerra, miles de misiles serán disparados contra el frente interno israelí, lo que provocará una catástrofe nacional como nunca antes habíamos visto, especialmente con la pérdida de la superioridad de la fuerza aérea”, expresó el ex general israelí Yitzhak Brick.

  • Hemos perdido la superioridad de la fuerza aérea, expresó el ex general israelí Yitzhak Brick.
    Hemos perdido la superioridad de la fuerza aérea, expresó el ex general israelí Yitzhak Brick.

"La efectividad de la Fuerza Aérea israelí está disminuyendo ante la entrada de cientos de miles de misiles en nuestra región, en Irán, Gaza y El Líbano, además de lo que tienen los aliados de Irán en Yemen, Iraq y Siria, que constituyen un círculo absoluto alrededor de (Israel)", dijo Brick al portal israelí MIDA.

Asimismo, el general pidió una revisión de las restricciones de la Fuerza Aérea israelí, que -según él- "se quedó atrás con las teorías del pasado que han perdido su relevancia, mientras que los ejércitos modernos, incluidos los ejércitos que nos rodean, han sido testigos de un cambio en su visión de la guerra futura".

Explicó que "esa visión incluye cientos de miles de misiles de tierra-tierra, los proyectiles de misiles y los drones, la mayoría de los cuales se disparan a distancias de cientos de kilómetros, cubren todo (Israel) con ojivas explosivas de cientos de kilogramos".

Consideró que los aviones israelíes enfrentarán más dificultades para enfrentar los misiles, algunos de los cuales serán disparados desde mecanismos móviles

El ex general israelí concluyó que "el alto mando de la Fuerza Aérea está sumido en teorías catastróficas y aún se adhiere a la vieja teoría, que dice que la base de la fuerza del brazo estratégico del Estado de (Israel) es la fuerza aérea".

Mientras,  "todos los ejércitos alrededor de (Israel) parecen estar bien preparados para la guerra futura".

Según Brick, el ejército israelí "se quedó atrás como resultado de la bravuconería, la falta de creatividad y la debilidad de los jefes de Estado Mayor ante el liderazgo de la Fuerza Aérea, que rechaza cualquier idea de establecer un sistema de misiles tierra-tierra".

Hace unos días, el ex general israelí dirigió sus críticas al portavoz del ejército de ocupación, a quien acusó de "presentar una realidad engañosa". Señaló el alto "nivel de desconfianza sin precedentes de los comandantes de la reserva en el alto nivel de liderazgo en el ejército".