Atacan convoy de las fuerzas aliadas de EE.UU. en Siria

Un grupo local, llamado "Resistencia Popular en la Región Oriental" de Siria, ha asumido este jueves la responsabilidad de un ataque a un convoy militar de las FDS en la aldea de Al-Hasaan en el noroeste de Deir Ezzor, en el este de Siria.

  • Atacan convoy de las fuerzas aliadas de EE.UU. en Siria.
    Atacan convoy de las fuerzas aliadas de EE.UU. en Siria.

Un convoy de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyado por EE.UU., fue objeto de un ataque en Siria que dejó tres muertos.

El grupo local, llamado "Resistencia Popular en la Región Oriental" de Siria, asumió este jueves la responsabilidad del ataque al convoy militar de las FDS en la aldea de Al-Hasaan en el noroeste de Deir Ezzor, en el este de Siria.

En una declaración publicada en Facebook, el grupo ha informado que su operación causó la muerte de tres milicianos, además de heridas graves a uno de los comandantes de las FDS, identificado como Jalil Al-Wahsh.

"Resistencia Popular en la Región Oriental" ha señalado que la acometida se perpetró en apoyo a la población de la región de Al-Jazeera y las “fuerzas de Defensa Nacional” en la ciudad de Al-Qamishli, ambas regiones situadas en la provincia siria de Hasakeh.

Esto ocurre mientras que los habitantes de las provincias de Hasakeh y Deir Ezzor han denunciado en reiteradas ocasiones los continuos ataques y campañas de arresto que realizan los aliados de EE.UU. en la región, lo que ha generado un estado de inestabilidad, afectando severamente a sus negocios y medios de vida.

Pese a todo, Washington sigue respaldando a estos milicianos y les envía constantemente convoyes militares equipados con suministros bélicos y logísticos, so pretexto de luchar contra el grupo terrorista Daesh, pero, en realidad, lo que busca es extraer el crudo, el gas y los recursos naturales del país levantino.

Ante tal situación, Damasco, que denuncia el despliegue militar de EE.UU. en su suelo, asegura que el Ejército sirio expulsará a todas las tropas ocupantes, incluidas las estadounidenses. También acusa a las FDS y a los soldados norteamericanos de todo tipo de crímenes contra los sirios.