Biden no dará marcha atrás a la medida de Trump sobre el Sáhara Occidental

El reconocimiento de Trump del Sáhara Occidental como parte de Marruecos revirtió décadas de política estadounidense respecto al territorio en disputa, y fue parte de un acuerdo más amplio que incluía la renovación de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e "Israel".

  • Biden no dará marcha atrás a la medida de Trump sobre el Sáhara Occidental.
    Biden no dará marcha atrás a la medida de Trump sobre el Sáhara Occidental.

El Secretario de Estado norteamericano, Tony Blinken, dijo al ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, en una llamada telefónica el viernes, que la administración Biden no revertiría el reconocimiento del Presidente Trump de la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental, al menos por el momento, dijeron fuentes familiarizadas con la llamada. 

El reconocimiento de Trump del Sáhara Occidental como parte de Marruecos revirtió décadas de política estadounidense respecto al territorio en disputa, y fue parte de un acuerdo más amplio que incluía la renovación de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e "Israel".

La decisión de Estados Unidos del pasado diciembre supuso un avance diplomático largamente buscado por Marruecos. Al reino le preocupaba que pudiera revertirse una vez que Biden asumiera el cargo.

A "Israel" también le preocupaba que una revocación de la política perjudicara el proceso de normalización con Marruecos. 

Estados Unidos es el único país occidental que reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, que fue anexado por Marruecos en 1975 después que la antigua potencia colonial España renunciara a su control.

Durante los tres primeros meses de la nueva administración no ha habido prácticamente ningún contacto entre la administración Biden y el gobierno marroquí.

Hace diez días, el asesor de Biden para Medio Oriente, Brett McGurk, habló con Bourita y dio la impresión de que no habría ningún cambio en la política de Estados Unidos sobre el Sáhara Occidental.

El informe del Departamento de Estado sobre la llamada de Blinken con Bourita el viernes no mencionó el Sáhara Occidental, pero fuentes familiarizadas con la llamada confirman que se discutió y que Blinken dijo que la administración Biden no revertiría la política de Trump por ahora.

Según el Departamento de Estado, Blinken "dio la bienvenida a los pasos de Marruecos para mejorar las relaciones con "Israel" y señaló que la relación Marruecos-"Israel" traerá beneficios a largo plazo para ambos países."

A su vez, altos funcionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Estado han mantenido múltiples discusiones sobre esta cuestión en las últimas semanas.

La decisión que surgió de estas discusiones no fue la de revertir la política de Trump, sino la de trabajar con los marroquíes en el nombramiento de un nuevo enviado de la ONU para el Sáhara Occidental con el fin de tratar de reanudar las conversaciones sobre una posible autonomía para el territorio escasamente poblado.