Líder iraní: el equilibrio de poder ha cambiado a favor de los palestinos

En un discurso con motivo del Día Internacional de Al Quds, Khamenei destacó que "Israel" no es un estado sino un campo de terrorismo contra los palestinos.

  • El líder supremo de Irán, el ayatollah Sayyed Ali Khamenei.
    El líder supremo de Irán, el ayatollah Sayyed Ali Khamenei.

"El equilibrio de poder ha cambiado fuertemente a favor de los palestinos y del mundo islámico. La integración de los musulmanes alrededor del eje de Jerusalén es una pesadilla para la entidad sionista", declaró el líder Supremo de Irán, ayatollah Sayyed Ali Khamenei.

En un discurso con motivo del Día Internacional de Al Quds, Khamenei destacó que "Israel" no es un estado sino un campo de terrorismo contra los palestinos.

También preguntó: “¿Qué lógica es más absurda y demacrada que la farsa de establecer la entidad sionista?

Khamenei también dijo que la sangre pura de los mártires de la resistencia fue capaz de mantener la bandera en alto, y enfatizó que el enfoque de esta unidad debe ser la jihad interna y la desconfianza en los enemigos.

Agregó que los esfuerzos realizados con algunos países árabes por la normalización son un indicio de la debilidad de la entidad sionista.

Según Khamenei, "la cuenta atrás para la entidad sionista, el aumento de la resistencia y la difusión de la conciencia entre los jóvenes anuncian un futuro brillante".

Añadió que "los muyahidines palestinos deben continuar su lucha legítima contra la entidad usurpadora".

Horas antes, la Guardia Revolucionaria en Irán dijo que el Día Internacional de Al Quds es "el gran día de Dios, y es una oportunidad para mostrar la unidad y voluntad de los musulmanes para resolver el problema palestino y confrontar a la entidad sionista, la glándula cancerosa, como una primera prioridad para el mundo islámico".

La Guardia Revolucionaria afirmó a través de un comunicado que la llama del levantamiento en Palestina debe continuar y que los planes estadounidenses y sionistas están condenados al fracaso.