Resistencia Palestina sorprende con sus precisos ataques contra “Israel”

El movimiento de la Resistencia de Palestina, Hamas, desarrolló una capacidad real para poner en jaque a “Israel” con misiles de precisión que sorprendieron al impactar en sitios considerados inalcanzables por el régimen de Tel Aviv, comentó el periódico Yediot Aharonot.

  • Resistencia islámica Hamas sorprende con sus precisos ataques contra “Israel”
    Resistencia islámica Hamas sorprende con sus precisos ataques contra “Israel” (Foto: AFP)

Esa capacidad se logró a través de dos canales: el contrabando y la vasta experiencia adquirida por las organizaciones en la Franja de Gaza que están lanzando cohetes desde 2001. 

Otra vía, asevera el especialista en armamento Ron Ben Yishai, es la autoproducción, en la que Hamas, la Yihad islámica y otros grupos ganaron experticia para evadir los controles de las Fuerzas de Defensa de “Israel”.

La mayoría de los cohetes y misiles producidos en la cercada Franja de Gaza son misiles de ingeniería inversa y cohetes fabricados en Irán o Siria.  

Hasta 2018, los habitantes de Gaza producían misiles de corto alcance, Qassam o Grad, con un alcance de hasta 10 kilómetros; de distancias hasta 80 kilómetros, el Sigil 55, y de largas, el M-302 que podría golpear en Haifa.

Las ojivas de esos misiles son de diferentes tamaños y capacidad destructiva, en dependencia del peso y tipo de explosivo. El de la Qassam es de 7-6 kilogramos y el del M-302, de unos 200 kg de explosivo estándar. 

La mayoría de los misiles lanzados al centro de “Israel” eran de largo alcance y tipos pesados de la familia iraní Fajr 5 y sus imitaciones y hasta reproducciones del misil sirio m-302. 

Los fabricantes lograron precisión por mejoras técnicas y tecnológicas en la producción de combustible sólido, que eleva el misil al pico de su trayectoria balística desde donde cae su motor inercial y luego sin propulsión impacta en el objetivo. 

La cantidad y el control de la velocidad de disparo del propulsor determina el alcance del cohete o misil, y permite más o menos determinar dónde caerán, si el azimut y el ángulo de lanzamiento fueron precisos y si el lanzador se adaptó al tipo de combustible para misiles.

Hamas y la Yihad Islámica también sorprendieron con la capacidad de programar y coordinar lanzamientos precisos de cohetes y misiles grandes desde túneles de almacenamiento o lanzamientos soterrados que las Fuerzas de Defensa de “Israel” no pudieron localizar.

En vísperas de la operación, Hamas tenía alrededor de ocho mil cohetes de todo tipo, y una cantidad similar o quizás más, poseía la Yihad Islámica. 

El lanzamiento de cohetes contra intereses israelíes en los territorios ocupados dejó en claro de una incompleta evaluación de inteligencia respecto a la capacidad de Hamas y la Yihad Islámica Palestina, asegura Ben Yishai.

En el ejército israelí, así como en el nivel político y mediático, existía una tendencia de subestimar la capacidad de lanzar misiles pesados a largo plazo, pero en estos días Tel Aviv fue sorprendido con la precisión de los bombardeos.

Con anterioridad, los cohetes de largo alcance disparados desde Gaza eran imprecisos y la mayoría de ellos cayeron al mar o explotaron en el aire.

Los lanzados en horas recientes tenían ojivas pesadas y, lo que es más preocupante, tan precisos que la defensa antiaérea quedó estupefacta, según el experto en su artículo en Yediot Aharonot.

Es posible que alguien en el ejército, en la división de inteligencia o en el Shin Bet (órgano interno de seguridad en “Israel”), afirme que el ejército lo sabía y no fue una sorpresa, pero en realidad la estimación era que en Gaza todavía se encontraban en etapas muy primitivas de la ciencia espacial.

La realidad es otra y aunque los bombardeos pudieron ser peores en cuanto a víctimas, es un golpe para “Israel” y un logro para Hamas y la Yihad Islámica.