“Israel” sorprendido por respuesta de Hamas

 Una de las preguntas que surgieron esta semana es cómo sucedió que Hamas nos tomó desprevenidos, dice Maariv. 

  • “Israel” sorprendido por respuesta de Hamas
    “Israel” sorprendido por respuesta de Hamas

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina, Hamas, no ha dejado de sorprender a “Israel” desde la noche del lunes, comenta el periódico hebreo Maariv. 

   Los lanzamientos masivos de misiles hacia Tel Aviv acontecieron después de los disparos a Jerusalén. 

 Desde la agresión de 2014 contra la franja de Gaza, Hamas y la Jihad Islámica construyeron capacidades militares con posibilidades de atacar el corazón de “Israel”;  la ocupada Jerusalén y a Tel Aviv, la capital social y comercial indiscutible.

   Una de las preguntas que surgieron esta semana es cómo sucedió que Hamas nos tomó desprevenidos, dice Maariv. 

   ¿Cómo es que el ejército isarelí (FDI) desconocía las capacidades de Hamas?, pregunta. 

   Aunque, agrega, los datos de inteligencia no son realmente lo que debería preocuparnos, porque lo más importante es sacar conclusiones de lo ocurrido.

   ¿Qué conocimientos formula la inteligencia a partir de sus datos y cuál es su fuerza significativa para evaluar intenciones? 

   Puede que haya alguien en las FDI, la División de Inteligencia o el Shin bet (órgano interno de seguridad) que sabía de la posibilidad de intensificación de Hamas o conocer del comportamiento de nuestros enemigos en diferentes situaciones.

   Ese fue el problema con la concepción en Yom Kipur (Día festivo dentro de la religión judía) y también es el problema hoy. 

   En Yom Kippur (se refiere a la guerra árabe-israelí de 1973), las FDI creían que Egipto no iría a la guerra hasta que tuviera las capacidades militares y la inteligencia no evaluó la fuerza de voluntad y la motivación de Anwar Sadat ni su sentido de discriminación. 

   La FDI hizo un análisis completamente racional, aunque sabemos que 80 por ciento de nuestras decisiones se basan en la emoción, precisa Maariv. 

   En la campaña actual, las FDI parecen haber estimado que, pese al armamento de Hamas en Gaza, la disuasión todavía estaría en su lugar, y esto fue un error crítico. 

   Parece que las FDI han actuado sobre la base del concepto de que cuanto mejor sea la situación de los residentes de Gaza y más sea su angustia económica y sanitaria, más se acercará un arreglo de Hamas a largo plazo y calma con “Israel”. 

   Sin embargo, Tel Aviv quiere preservar a Hamas como gobernante de Gaza y estima que el mayor temor de la Resistencia islámica es perder su dominio en la Franja. 

   Según esa lógica, Hamas tiene un claro interés en aliviar a la población y mantener el poder.

   Pero dejando de lado la lógica y la realidad del otro, todo se derrumbó por completo en la última semana. 

   La brecha entre los datos y las evaluaciones y predicciones psicológicas sobre el comportamiento humano es significativa y, al parecer, Hamas tiene otros detonantes que lo motivan, solo que “Israel” no los tomó en cuenta.

   Paralizar a Gush Dan (área metropolitana de Tel Aviv) y al "Estado de Tel Aviv", en particular, no se considera una guerra psicológica efectiva. 

 El jefe de Estado Mayor Aviv Kochavi insinuó que Gaza está pagando un alto precio, mientras obvió lo que paga el otro.

   La base de la guerra psicológica es comprender con quién se está tratando y qué medios utilizar para influir, los cuales no son diferentes a una campaña comercial.    

   Para orientar con precisión sus mensajes al otro lado, debe comprender quién es su audiencia y qué la impulsa. Ésta es exactamente la idea detrás del concepto de "imagen de la victoria".

   Lo importante para esa imagen no son los resultados de la campaña real, sino los sentimientos y las percepciones que se van gestando a lo largo de la operación. 

   Es cierto que la última palabra es muy significativa en estos casos, y de hecho nuestro cerebro le da peso al final a las experiencias, pero el cuadro de la victoria es importante construirlo a lo largo de la campaña. 

   Nuestro cerebro está construido de tal manera que los eventos emocionales lo afectan mucho más que las piezas objetivas de información, por lo que en sistemas de este tipo los resultados carecen de sentido, a menos que se aprovechen en tiempo real y se usen para bajar la moral del oponente y elevar nuestra moral. 

   La forma correcta de actuar aquí es transmitir espejos de la situación en Gaza, transmitir presión sobre Hamas para que detenga la operación y minimizar la cobertura masiva del estado de Tel Aviv.