Programa de vigilancia ilegal tendría capacidad de espiar teléfonos en EE.UU.

El Proyecto Pegasus reveló que el programa espía fue utilizado por los clientes de la empresa israelí para posiblemente apuntar también a los números de teléfono estadounidenses, lo que ha suscitado la preocupación en Washington por el tema de la seguridad nacional.

  • Programa de vigilancia ilegal tendría capacidad de espiar teléfonos en EE.UU.
    Programa de vigilancia ilegal tendría capacidad de espiar teléfonos en EE.UU.

El Grupo NSO afirma que es tecnológicamente imposible espiar los números de teléfono con código de país +1, así como los extranjeros que operan dentro de Estados Unidos; sin embargo expertos opinan lo contario.

El Proyecto Pegasus reveló que el programa espía fue utilizado por los clientes de la empresa israelí para posiblemente apuntar también a los números de teléfono estadounidenses, lo que ha suscitado la preocupación en Washington por el tema de la seguridad nacional.

Pero el denunciante Edward Snowden afirmó que incluso los números de teléfono estadounidenses podrían ser objeto de espionaje mediante el malware Pegasus, al tiempo que acusó a la empresa israelí NSO Group por decir que su tecnología de vigilancia no funciona contra los teléfonos inteligentes con sede en Estados Unidos.

"La afirmación de NSO de que es "tecnológicamente imposible" espiar los números de teléfono estadounidenses es una mentira descarada", tuiteó Snowden, exconsultor de inteligencia informática de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA).

Es una mentira descarada pues un exploit que funciona contra el iPhone de Macron funcionará igual en el iPhone de Biden, indicó el excontratista de inteligencia.

Snowden dice que la única solución para detener la vigilancia ilegal mediante este tipo de software espía es "prohibir el comercio" por completo.

La NSO no tiene forma de saber si alguien ha hecho esto en el pasado -o sigue haciéndolo ahora mismo-. El código de explotación puede ser capturado y copiado.

Al igual que ocurre con un virus biológico, basta una sola infección digital para que exista la posibilidad de retransmisión y mutación, acotó  en un tuit.

En una entrevista con The Guardian, Snowden afirmó que la "gente corriente" no podría hacer nada para evitar que sus teléfonos fueran hackeados.

"Hay ciertas industrias, ciertos sectores, de los que no hay protección, y por eso tratamos de limitar la proliferación de estas tecnologías. No permitimos un mercado comercial de armas nucleares", declaró al diario británico.

Según una investigación conjunta llevada a cabo por Forbidden Stories y el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional, Pegasus ha apuntado a más de 50 000 números de teléfono en más de 50 países desde 2016.

La lista de posibles objetivos también incluye números de teléfono con el código de país "+1", incluso en el área de Washington DC.

Entre ellos, al parecer, se encuentran los del negociador estadounidense del acuerdo nuclear con Irán, Robert Malley, y los de diplomáticos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con sede en el país.