Aumenta temor de inversores por posible quiebra de gigante chino Evergrande

La situación de Evergrande suscita el temor de que se produzca un contagio en el endeudado sector inmobiliario chino -que representa más de una cuarta parte de la segunda economía mundial-, con repercusiones para los bancos y los inversores.

  • Evergrande en riesgo
    Evergrande en riesgo

Decenas de inversionistas ansiosos protestaron a la sede del gigante inmobiliario chino Evergrande, después de que la firma cargada de deuda admitió que estaba bajo "tremenda presión" y podría no ser capaz de cumplir con sus pagos.

La situación de Evergrande suscita el temor de que se produzca un contagio en el endeudado sector inmobiliario chino -que representa más de una cuarta parte de la segunda economía mundial-, con repercusiones para los bancos y los inversores.

La promotora, que cotiza en Hong Kong, se está hundiendo bajo una montaña de pasivos que asciende a más de 300 mil millones de dólares, tras años de endeudamiento para financiar su rápido crecimiento.

Se calcula que entre 60 y 70 personas se reunieron frente a la sede de Evergrande en la ciudad sureña de Shenzhen, exigiendo respuestas a la empresa.


Los ansiosos inversores se agolparon frente a la entrada del edificio mientras la policía con escudos antidisturbios se desplegaba para mantener el orden, según los reporteros de la AFP en el lugar.


"A nuestro jefe le deben más de 20 millones de yuanes (3,1 millones de dólares), y a mucha gente aquí le deben aún más", dijo un hombre que dio su apellido como Cheng.


"Estamos definitivamente muy ansiosos. Ahora mismo no hay una explicación clara... Deberían haber pagado el dinero cuando correspondía".


La semana pasada, dos agencias de calificación crediticia rebajaron la calificación de Evergrande, mientras sus acciones caían por debajo del precio de cotización de 2009, con un aluvión de malos titulares y especulaciones sobre su inminente colapso en las redes sociales chinas.

El lunes, la empresa insistió en que evitará la quiebra.