El Pentágono comienza a vigilarse por dentro

Todo el personal del Departamento de Defensa (DOD) de Estados Unidos está sujeto a una "investigación continua" para detectar extremistas y otras amenazas internas, que pronto contemplará las publicaciones en las redes sociales, indicó el sitio Defense One.

  • El Pentágono comienza a vigilarse por dentro
    El Pentágono comienza a vigilarse por dentro

El Pentágono lidia hoy día con el extremismo entre el personal civil y el uniformado, al tiempo que los conservadores responsabilizan al gobierno de Joe Biden y a otros jefes militares de coartar la libertad de expresión. 

Examinar las publicaciones de las tropas y los empleados del DOD en las redes sociales en busca de opiniones o comportamientos extremistas se convertirá en parte de la investigación, dijo William K. Lietzau, quien dirige la Agencia de Seguridad y Contrainteligencia de Defensa desde marzo de 2020.    

“Ya sea que se trate de una mirada a las redes sociales impulsada por eventos, ya sea una mirada regular o continua en algunas redes sociales o si se trata de una mirada única, hay diferentes formas en las que podrías usarlas”, dijo. 

El departamento ha estado trabajando para implementar una investigación continua durante años, como lo ordenó hace casi una década por orden ejecutiva, luego de los tiroteos en Fort Hood y Army Pfc, y el caso de Bradley (ahora Chelsea) Manning en 2010 por pasar archivos ultrasecretos a Wikileaks.

En enero último, la agencia recibió una alerta de que una persona en particular estaba siendo investigada por vínculos con un grupo terrorista. 

Lietzau destacó la alerta como un ejemplo de lo que la investigación continua permitiría al Departamento, y cuando se le preguntó, dijo que la persona no fue señalada como parte de la investigación sobre el ataque al Capitolio del 6 de enero.  

Pero las publicaciones en las redes sociales, incluso aquellas que insinúan un indicio de violencia o acción antigubernamental, son mucho más difíciles de analizar. 

Lietzau dijo que esa es parte de la razón por la que el Departamento de Defensa quiere traer más datos continuamente para completar la imagen antes de adoptar medidas.

El departamento recurre a contratistas como parte de varios proyectos piloto para ayudar a determinar cómo incorporar más información para evaluaciones. 

Pero los funcionarios del DOD conservarán la decisión final de qué hacer cuando surjan casos específicos o elementos de preocupación. 

La implementación de la nueva medida se produce en el contexto del racismo profundamente arraigado y antiestatal entre los miembros de las fuerzas armadas, y en respuesta a la presión del Congreso de que el Departamento de Defensa debe realizar esfuerzos efectivos para contener a los infractores.