Brasil golea a Perú 4-2 en choque intenso y con polémico arbitraje

Brasil goleó 4-2 a Perú en un intenso partido del torneo suramericano clasificatorio para el Mundial de Qatar 2022, caracterizado además por un discutido arbitraje reclamado por los locales.

  • Brasil golea a Perú 4-2 en choque intenso y con polémico arbitraje
    Brasil golea a Perú 4-2 en choque intenso y con polémico arbitraje

Dos penales para la polémica decidieron la suerte del partido, ambos con el ingrediente de las dotes histriónicas del gran Neymar, quien anotó los dos y un tercero ante arco desguarnecido.

Con un equipo remendado, por bajas sufridas en la víspera por el contagio de dos jugadores por Covid-19, uno de ellos el ariete del equipo, Ruidíaz, reemplazante del astro Guerrero, Perú controló los embates del poderoso rival y abrió el marcador a los seis minutos, con fulminante disparo de Carrillo, ante un rechazo defectuoso.

A los 28 minutos, en una disputa del balón, le toman la camiseta al estelar Neymar y el árbitro cobra penal; pero otro rechazó a medias de la defensa brasileña permite que Tapia anote y ponga otra vez en ventaja e los rojiblancos, a los 59'.

Seis minutos después, un error de la defensa permite la remontada brasileña, con anotación de Richarlison.

El partido entró en crisis a los 79', cuando Neymar incursiona en el área peruana, el defensa Zambrano lo despoja del balón, ambos caen y el árbitro chileno Julio Bascuñán decreta penal, desatando la protesta del equipo y del banco peruano, que pide sin ser escuchado que el juez verifique la jugada en el VAR.

La polémica es tal, que al entrenador brasileño le preguntaron sobre el incidente y solo dijo que no estaba en condiciones de certificar si fue penal o no, porque su ángulo de visión no se lo permitía.

Poco después, Bascuñán amonesta a Zambrano con tarjeta amarilla por un choque con Richarlison y, a pedido de los brasileños que exigen que expulse al peruano, acude al VAR y le saca tarjeta roja, lo que selló la suerte de los dueños de casa.

A los 90 minutos, Neymar convirtió el cuarto gol.