Prosiguen protestas populares en Deir Ezzor contra milicias aliadas de EE.UU.

De acuerdo con fuentes locales, los habitanes de los poblados de al-Basirah, Mashej, al-Daman, al-Namliyeh, Tib al-Fal y al-Tayaneh protestaron en masas contra las criminales e inhumanas prácticas de las FDS. Grupos terroristas atacan con cohetes la ciudad de Suquelbieh.

Prosiguen las protestas populares en Deir Ezzor contra las denominadas FDS.

Nuevas protestas populares se desataron en la provincia de Deir Ezzor contra las denominadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyada y patrocinada por las fuerzas de ocupación estadounidense, reportó SANA.

Los manifestantes denunciaron la falta de seguridad en las áreas bajo control de las milicias y el aumento de los secuestros y asesinatos, además del robo sistemático del petróleo.

Fuentes locales señalaron que los habitanes de los poblados de al-Basirah, Mashej, al-Daman, al-Namliyeh, Tib al-Fal y al-Tayaneh protestaron en masas contra las criminales e inhumanas prácticas de las FDS.

“Los armados de las FSD abrieron el fuego de forma arbitraria contra los manifestantes en el poblado de Al-Tayaneh”, indicaron las fuentes.

En esta misma jornada, SANA informó que grupos terroristas volvieron a atacar con cohetes la ciudad siria de Suquelbieh, en la central provincia de Hama, 210 kilómetros al norte de Damasco.

Según fuentes militares, aunque no provocaron víctimas, esas acciones causaron daños materiales e intentaron sabotear las misas que en ocasión de la semana santa celebraban los cristianos de la zona en correspondencia con el calendario oriental.

Mientras tanto, la defensa antiaérea siria y de la base rusa de Hemymin, en la provincia de Latakia, rechazaron un ataque con al menos 10 misiles, el segundo que lanzan en menos de 48 horas contra esa región.

La mayoría de los cohetes, algunos de los cuales cayeron cerca del poblado de Jableh en esa provincia, fueron derribados y hasta el momento no se reportaron daños materiales o víctimas.

En respuesta a las violaciones terroristas, las unidades de avanzada del Ejército sirio bombardearon con artillería y misiles a concentraciones y sedes de los radicales armados a lo largo de toda la línea del frente entre las provincias de Idleb y Hama.

Los bombardeos saldaron en la destrucción de varios vehículos bélicos de los terroristas en el poblado de Habit, en el sur de la provincia de Idleb.