Rusia rechaza política injerencista de EE.UU. en América Latina

El canciller ruso, Serguei Lavrov, estimó que la doctrina es un insulto para América Latina y llamó a gobiernos de esa región a reaccionar ante su aplicación, con independencia de su posición respecto al gobierno venezolano.

La Doctrina Monroe es un insulto para América Latina.
La Doctrina Monroe es un insulto para América Latina.

La vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, declaró que la Doctrina Monroe de Estados Unidos es absurda, y recordó que estamos en el siglo XXI, cuando acabó la esclavitud y la política de segregación norteamericana.

Señaló que al gobierno estadounidense le cuesta trabajo comprender que todo eso ya pasó. Aclaró que el propio postulado injerencista de la doctrina se viola ahora, pues estipulaba que Europa no participa en los asuntos de la región americana, ni Estados Unidos en los del Viejo Continente.

Sin embargo, Washington se inmiscuye constantemente en los asuntos europeos, señaló la vocera rusa.

Las declaraciones de la diplomática rusa responden a una pregunta sobre la retoma de la aplicación en Venezuela por la Casa Blanca de una doctrina surgida en el siglo XIX para tratar a América Latina como su zona exclusiva o patio trasero.

Por su parte, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, estimó que la doctrina es un insulto para América Latina y llamó a gobiernos de esa región a reaccionar ante su aplicación, con independencia de su posición respecto al gobierno venezolano.

También el presidente de la Duma (cámara baja rusa), Viacheslav Volodin, recordó que la Unión Interparlamentaria aprobó el pasado año una resolución de rechazo a la injerencia en los asuntos internos de los estados soberanos.

Aunque Reino Unido y Estados Unidos se opusieron a la citada resolución, la gran mayoría de los legislativos europeos respaldaron esa medida, señaló Volodin.

Dijo que la política de Washington es muy agresiva y es necesaria una comprensión general de la comunidad internacional sobre el carácter destructivo de esa línea. "Ahora es Venezuela, pero mañana pueden actuar así contra cualquier otra nación", advirtió.