Irán reafirma su apoyo a Siria en la lucha contra el terrorismo

El líder de la Revolución Islámica de Irán, ayatollah Sayyed Ali khamenei, recibió este lunes al presidente sirio, Bashar al-Assad, en Teherán.

El líder de la Revolución Islámica de Irán, ayatollah Sayyed Ali khamenei, recibió este lunes al presidente sirio, Bashar al-Assad, en Teherán.
El líder de la Revolución Islámica de Irán, ayatollah Sayyed Ali khamenei, recibió este lunes al presidente sirio, Bashar al-Assad, en Teherán.

El líder de la Revolución Islámica de Irán, ayatollah Sayyed Ali khamenei, recibió este lunes al presidente sirio, Bashar al-Assad, en Teherán.

Durante la reunión, el ayatollah Khamenei subrayó que la victoria ante los terroristas, patrocinados desde el exterior, con EE.UU. a la cabeza, se logró por la resistencia y la perseverancia de la nación y el Gobierno sirios.

Señaló que el apoyo a Siria en la lucha contra el terrorismo es tan importante como el que se brinda a la Resistencia.

“Siria, con el apoyo de su nación, ha logrado hacer frente a una gran coalición, compuesta por EE.UU., Europa y sus aliados regionales y salir victoriosa de la crisis”, dijo el ayatollah Khamenei.

Asimismo, señaló que la victoria del eje de la Resistencia provocó la ira de los estadounidenses, por lo que están buscando urdir nuevos complots contra ese país árabe, entre ellos crear una zona de exclusión.

También explicó que el plan de EE.UU. para mantener una presencia efectiva en la frontera sirio-iraquí se encuentra entre las conspiraciones de Washington, y llamó a neutralizarlo.

El líder religioso consideró que los lazos entre Irán y Siria son profundamente estratégicos, “de forma que la identidad y el poder de la Resistencia dependen de esta relación constante y estratégica”.

En ese sentido, sostuvo que los enemigos no podrán poner en marcha sus complots, si se mantiene estos nexos.

Por su parte, Al Assad felicitó a Sayyed Khamenei y al pueblo iraní por el aniversario 40 del triunfo de la Revolución islámica.

Durante el encuentro, se abordaron las relaciones bilaterales. En este sentido se destacó que esas relaciones constituyeron el factor principal en la firmeza de Siria e Irán de cara a los planes de los Estados hostiles que se esfuerzan por debilitar a los dos países y socavar la estabilidad en ellos, así como promover el caos en toda la región.


El presidente Al-Assad también se reunió con su homólogo  iraní, Hassan Rouhani.
El presidente Al-Assad también se reunió con su homólogo iraní, Hassan Rouhani.

Al-Assad señaló que “para lograr los intereses de los pueblos de la región se requiere que sus gobiernos no obedezcan la voluntad de algunos países occidentales, liderados por los Estados Unidos, así como que adopten políticas equilibradas sobre la base del respeto de la soberanía de los Estados y la no injerencia en sus asuntos internos, ya que se ha demostrado que someterse y ejecutar los dictámenes de otros tiene repercusiones mucho más peores de la que un estado sea dueño de su decisión”.

Asimismo, ambos lados destacaron que “las políticas de escalada y de propagación del caos adoptadas por algunos países occidentales, especialmente contra Siria e Irán, no disuadirán a los dos países de continuar defendiendo los intereses de sus pueblos y de apoyar las causas de la región y sus derechos justos.

Luego, el presidente Al-Assad se reunió con el presidente iraní, Hassan Rouhani.

Los mandatarios manifestaron su satisfacción por el nivel estratégico que alcanzaron las relaciones entre ambos países en los diferentes campos.

Nuevamente, Al-Assad agradeció Irán por todo que proporcionó a Siria durante la guerra, mientras que el presidente Rouhani afirmó que el apoyo de Irán a Siria fue basado en una postura de principios.

“La victoria de Siria es una victoria para Irán y toda la nación islámica”, indicó Rouhani, quien añadió que su país continuará brindando todo lo que pueda al pueblo sirio para que pueda terminar con la erradicación del terrorismo e iniciar la reconstrucción.

Las conversaciones giraron en torno a los esfuerzos realizados en el marco de Astana para acabar con la guerra contra Siria. En este sentido, el presidente Rouhani le puso al tanto al presidente Al-Assad sobre los resultados de la última cumbre de Sochi.

Los puntos de vista de ambos jefes de estado coincidieron sobre las formas de lograr el progreso deseado en este marco, de tal manera que preserve la unidad territorial de Siria, su independencia y soberanía, así como erradique el terrorismo en todo su territorio.

Los presidentes Al-Assad y Rouhani acordaron continuar la coordinación en todos los niveles.