Twitter suspendió cuenta del exasesor de Corte Real de Arabia Saudita Saud Al-Qahtani

La red social Twitter también cerró cuatro mil 258 cuentas de EAU, especializadas en los archivos de Qatar y Yemen.

Twitter suspende la cuenta de Al-Qahtani y cierra 4 mil 258 más de EAU relacionadas con archivos de Qatar y Yemen

Twitter suspendió la cuenta del ex asesor de la Corte Real de Arabia Saudita, Saud Al-Qahtani, y también cerró cuatro mil 258 cuentas de EAU, especializadas en el tema de Qatar y Yemen.

El rey saudita emitió una orden en octubre de 2018 para relevar a al-Qahtani de su cargo, luego del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

La exención se produjo al mismo tiempo que el fiscal público de Arabia Saudita, Saud bin Abdullah al-Moajab, anunció “la muerte” de Khashoggi como resultado de una pelea dentro del consulado del reino en Estambul, Turquía, y el arresto de 18 personas en relación con la investigación.

La agencia de noticias Reuters reveló el 23 de octubre de 2018, citando a fuentes informadas, que "el asesor del príncipe heredero saudita, Saud Al-Qahtani, fue el hombre que manejó el asesinato Jamal Khashoggi, por medio de una llamada de Skype".

Según una fuente árabe de alto rango cercana a la familia real saudita, al-Qahtani recibió información sobre Khashoggi a través de una llamada de Skype.

Twitter también cerró cuatro mil 258 cuentas de EAU para Qatar y Yemen

Twitter también cerró 4 mil 258 cuentas de EAU para Qatar y Yemen. Según Twitter, las cuentas funcionan exclusivamente desde los Emiratos Árabes Unidos, utilizando nombres falsos y tweets principalmente en Qatar y Yemen. No mencionó la entidad específica detrás de la operación.

Agregó que había otras seis cuentas vinculadas al gobierno saudita que se presentaron como medios de prensa independientes, "mientras las cuentas progubernamentales tuitean".

Paralelamente, Twitter eliminó 267 cuentas pertenecientes a entidades en los EAU y Egipto, que publicaban "información multifacética" dirigida a Qatar e Irán.

Las cuentas fueron administradas por una compañía privada llamada DotDev, que se identifica en su sitio web como una "compañía de software con sede en Abu Dhabi", dijo la compañía.

DotDev también tiene una sucursal en Egipto con sede en Giza, en las afueras de El Cairo.