Cámara de Representantes de EE.UU. comienza a considerar juicio político a Trump

Después de más de dos años de idas y venidas con la trama rusa, el detonante final ha sido un escándalo sobre las presuntas presiones de Trump a Ucrania para perjudicar la candidatura electoral del demócrata Joe Biden, lo que ha desencadenado la gran batalla de Washington.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, anunció la puesta en marcha de la investigación previa para el proceso de destitución o impeachment contra Donald Trump.

Después de más de dos años de idas y venidas con la trama rusa, el detonante final ha sido un escándalo sobre las presuntas presiones de Trump a Ucrania para perjudicar la candidatura electoral del demócrata Joe Biden, lo que ha desencadenado la gran batalla de Washington.

Este será el cuarto proceso abierto de estas características, una suerte de juicio parlamentario, que el Congreso estadounidense pone en marcha a lo largo de su historia.

“Las acciones llevadas a cabo por el presidente suponen una violación grave de la Constitución”, dijo Pelosi en una comparecencia en el Capitolio.

“El presidente debe rendir cuentas”, añadió, “nadie está por encima de la ley”.

El impeachment, una operación compleja y de resultados políticos no siempre buenos para quien lo impulsa, ha sido un motivo de debate para los demócratas, divididos entre los que recelaban –como la propia Pelosi– y los que lo reclamaban.

Hoy ese proceso ya es una realidad y, aunque no implica necesariamente que acaben votando acusar al presidente, la investigación en sí marcará lo que queda de presidencia y lleva la campaña electoral de 2020 por la Casa Blanca a una nueva fase.

La reacción del presidente llegó a través de Twitter y acusó a los demócratas de estar ejerciendo una "caza de brujas" contra él.

"Un día tan importante en Naciones Unidas, tanto trabajo, tal éxito, y los demócratas lo han estropeado a propósito y lo han menospreciado con más breaking news de la basura de la caza de brujas. ¡Es muy malo para nuestro país!", finalizaba el tuit de Trump.

Las noticias de los últimos días elevaron el número de voces que pedían el juicio parlamentario.

El origen del caso ucranio, aún por bautizar, se encuentra en una llamada telefónica del 25 de julio entre el presidente de Estados Unidos y el de Ucrania, Volodímir Zelenski.

En ella, el estadounidense supuestamente presionó a su homólogo para que investigase por corrupción al exvicepresidente de la Administración de Barack Obama, favorito en las encuestas para retarle en las elecciones del próximo año, y al hijo de este, Hunter Biden, por sus negocios en el país mientras su padre estaba en el Gobierno.

La presunta maniobra trascendió hace pocos días como parte de la denuncia de un confidente cuyo testimonio se había ocultado al Congreso.