Nasrallah eleva el tono de advertencia contra EE.UU.

Tal vez, Nasrallah ha revelado algunas de las ecuaciones de equilibrio de fuerza y peso en la región entre el Eje de la Resistencia y el eje estadounidense, con el fin de disuadir a Donald Trump.

Secretario general de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah

El secretario general de Hizbullah, Sayyed Hassan Nasrallah, describió cómo sería La Gran Guerra contra Estados Unidos y el "Eje guerrerista" en el caso de una agresión militar contra Irán.

Tal vez, Nasrallah reveló algunas de las ecuaciones de equilibrio de fuerza y peso en la región entre el Eje de la Resistencia y el eje estadounidense, con el fin de disuadir a Trump, advirtiendo que cualquier aventura contra Irán llevaría a la destrucción de las fuerzas e intereses estadounidenses en la región,  y además tendría consecuencias contra (Israel) y el Régimen de Al Saúd en Arabia Saudita.

Durante su discurso con motivo del Día Internacional de Al Quds (Jerusalén), Nasrallah, al hablar sobre la resistencia en Gaza, se refirió a la "Gran Guerra", al decir quizás sería la "Gran Guerra de la Liberación". Y según  sus palabras cualquier guerra de Estados Unidos contra Irán significa que toda la región se encenderá y que todos los intereses estadounidenses en la región serán destruidos y que (Israel) y el régimen de Al Saúd pagarán el precio.

Según el liderazgo iraní, ya está decidido que Teherán  responderá a cualquier ataque estadounidense. Y al mismo tiempo está claro que esta respuesta no será solamente parcial, sino que podría conducir a una guerra regional que sacudiría a todo el mundo, al menos con un  aumento sin precedentes en la historia de los precios del petróleo.

Sin embargo, está claro que Irán no solo responderá contra buques de guerra y portaaviones, sino contra cualquier ubicación, plataforma, base, lugar y país donde haya fuerzas e intereses estadounidenses, y también contra  cualquier presencia no militar estadounidense.

Pero lo más importante aún, es que una respuesta como esta no solo afectará a las posiciones estadounidenses dondequiera que estén y en cualquier país, especialmente en los Estados del Golfo, sino que conduciría a daños inevitables para los propios Estados del Golfo, donde existen bases militares y fuerzas regulares e intereses estadounidenses, y esto, sin duda alguna no tendrá precedentes en la historia de la región.

Según Nasrallah, la presencia militar y no militar estadounidense en Irak y en los "Estados del Golfo" están amenazados a destruirse, y esto  significaría una destrucción y un daño sin precedentes para los aliados de Estados Unidos en los Estados del Golfo, o sea representaría un daño devastador para ciertos estados del Golfo, y son los estados que Teherán y sus aliados los consideran como involucrados profundamente en cualquier opción guerrerista estadounidense contra Irán.

La amenaza lanzada por Nasrallah con relación a (Israel) y Arabia Saudita, también muestra que los aliados de Irán pueden entrar en la línea de esta guerra, en caso que la inicien los del eje estadounidense, debido a que los aliados de Irán en el Líbano, Irak, Palestina y Yemen sin duda no permanecerán en silencio ni con los brazos cruzados en el caso de que Irán tenga que enfrentarse a la guerra "en defensa de su propia existencia".

Nasrallah no declaró explícitamente que Hizbullah entraría directamente en la guerra, pero el líder de Hizbullah subrayó que el estado sionista pagará el precio y recibirá una gran respuesta militar de Irán y sus aliados, en particular de Hizbullah.

Según las palabras de Nasrallah, Arabia Saudita también pagará el precio y enfrentará  la misma respuesta por su incitación y participación en el plan de EE. UU. de imponer sanciones y luego lanzar una guerra contra Irán.

Para Nasrallah es una guerra en defensa de la "existencia", donde los aliados de Irán, al defenderla, estarán defendiendo su propia existencia y la existencia de sus causas.

Por lo tanto, esta guerra de existencia significa "La Gran Guerra de Liberación", y este es un discurso sin precedentes de Hizbullah, especialmente porque viene de Nasrallah personalmente. Por lo tanto  no es solo un discurso popular retórico dirigido a sus partidarios y al Eje de la Resistencia, sino que representa una clara advertencia de que una guerra contra Irán significará una guerra devastadora.

Es importante mencionar que el discurso de Nasrallah se sustenta en un estudio basado en análisis, información y datos de que Washington finalmente no irá a la opción de una guerra real, debido a su temor de las serias repercusiones que afectarían a EEUU.

Al mismo tiempo, el líder de Hizbullah señaló que la posición del Eje de la Resistencia es más fuerte que nunca, y que la Resistencia se encuentra en el estado más fuerte en toda la historia del conflicto árabe-israelí y que la Resistencia en el Líbano es más fuerte que nunca.

Entonces, la Resistencia se encuentra actualmente frente de una ecuación de disuasión nueva y avanzada en la región. En los últimos años, Hizbullah ha impuesto una exitosa ecuación de disuasión contra (Israel), que hasta ahora ha impedido al Estado sionista de entrar en una aventura de agresión contra el Líbano o contra la Resistencia libanesa.

En su discurso, Nasrallah expresó: "Reafirmamos que cualquier ataque israelí contra el Líbano enfrentará inmediatamente una respuesta rápida y fuerte... y así impuso una nueva ecuación disuasiva que se ha convertido en una ecuación disuasiva no solo con (Israel), sino con Estados Unidos directamente".

Sayyed Nasrallah reforzó esta ecuación con palabras directas y francas sobre los misiles de alta precisión. Reiteró inequívocamente que la Resistencia posee misiles de alta precisión capaces de llegar a cualquier punto de Palestina ocupada por el Estado sionista.

Sin embargo, al mismo tiempo confirmó que Hizbullah hasta ahora no tiene fábricas para estos misiles en el Líbano, pero es capaz de crearlos inmediatamente cuando sea necesario, y en este caso eso representa una amenaza y una declaración avanzada contra los enemigos.

Sayyed Nasrallah en su discurso sobre la región no habló en su nombre, ni siquiera en nombre de Hizbullah. Pues, él, al hablar de una guerra general en la que las fuerzas e intereses estadounidenses serán destruidos, está hablando en nombre de su aliado más cercano que es Irán y sus principales aliados en la región y el Eje de la Resistencia.

Aparte de lo que hemos mencionado anteriormente, parece esencial que todo está vinculado con Palestina y con el “Acuerdo del Siglo”, un acuerdo destinado no solo contra la Causa Palestina, sino contra  la región, su pueblo, economía y su seguridad a través de la normalización con (Israel) y el abandono de la Causa Palestina y Jerusalén.

Por lo tanto, lo que el Sayaed Nasrallah ha anunciado  es más importante aún debido a que la Resistencia Palestina un día antes había declarado otras posiciones fuertes.

Quizás el más importante de los cuales cuando el Secretario General del movimiento Jihad Islámico Ziad al-Nakhla, anunció una nueva ecuación advirtiendo "si Gaza es bombardeada,  Tel Aviv será bombardeado".

Asimismo, El presidente del movimiento Hamas en la Franja de Gaza, Yahya al-Senwar, expresó que las relaciones de amistad y hostilidad en la región se rigen por la actitud y el comportamiento hacia Palestina y Jerusalén. Quien está en contra ellos o los abandona, es “nuestro enemigo".

Esto en sí mismo representa una nueva e importante ecuación y constituye un cambio significativo en el discurso de Hamas, especialmente cuando Al-Senwar más de una vez señaló en su discurso el verdadero papel de Irán en armar y financiar a la Resistencia Palestina.

El discurso de Sayyed Hassan Nasrallah con motivo del ´´Día Internacional de Al Quds´´, constituye un paso nuevo y muy avanzado que podrá descartar las posibilidades de la guerra estadounidense, y hará de Hizbullah una fuerza regional y una columna clave en el eje de la resistencia y en la ecuación del conflicto regional, lo cual representa no solo una fórmula disuasiva con (Israel), sino con EEUU por parte de Irán y sus aliados.

Por primera vez Sayyed Nasrallah habla sobre la "Gran Guerra". Por primera vez, un líder de su importancia, tamaño y posición y en el nombre del eje de resistencia anuncia que cualquier guerra estadounidense contra Irán llevará a la destrucción de las tropas e intereses estadounidenses en la región; de que (Israel) y Arabia Saudita pagarán el precio, y que la región puede entrar en la Gran Guerra de la Liberación.

La nueva ecuación regional-árabe-internacional puede hacer que una guerra en la región sea distante y difícil. No existe actualmente.​

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen

EE.UU.: una crisis estructural insalvable

Sistema capitalista estadounidense  sufre una crisis estructural que no se salvará con receta de...

Ali Hassan Khalil a Al Mayadeen: Para El Líbano es una prioridad restablecer relaciones con Siria

El ministro de Finanzas libanés, Ali Hassan Khalil, concedió una entrevista exclusiva a...

Kemal Kilicdaroglu: Lógica de Erdogan sobre Siria es errónea

Siria es el tema principal durante un largo encuentro del líder opositor turco Kemal ...

Trump a Arabia Saudita: Combate tú y te apoyaremos

Washington decepcionó a sus aliados y amigos regionales con la incertidumbre de su posición y al...

El imperialismo estadounidense y su mito sobre la defensa de los derechos humanos

Entrevista a Iñaki Gil de San Vicente, intelectual Vasco.

La bofetada del siglo

Un acuerdo muy promocionado con el que –según dicen- terminarán con lo que occidente llama el...

Temas relacionados

Soltani: "Venezuela e Irán han obligado a Estados Unidos a respetar el...

Entrevista exclusiva para Al Mayadeen Español con el embajador de la República Islámica de Irán...

Gantz: La opción militar contra los enemigos de (Israel) sigue presente

“La opción militar contra los enemigos de (Israel) sigue presente. Hay oportunidades políticas...