EE.UU. acusa a Irán de sabotajes en puerto emiratí de Fujairah

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que "Washington está monitoreando la situación con Irán y que cualquier medida de escalada tomada por Teherán será un grave error". "Si hacen algo, sufrirán mucho. Veremos qué pasa con Irán. Tendrán un gran problema si pasa algo. No serán felices", agregó.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que "Washington está monitoreando la situación con Irán y que cualquier medida de escalada tomada por Teherán será un grave error".

Cuatro petroleros, dos sauditas, uno emiratí y otro noruego sufrieron el pasado domingo fuerpn saboteados frente a las costas de Fujairah, en los Emiratos Árabes Unidos.

La explosión hizo estallar, de cinco a diez pies, un agujero en cada barco cerca o justo debajo de la línea de flotación, dijo el equipo estadounidense participante en la investigación.

Se cree que "Irán o sus representantes" están detrás del ataque, opinan funcionarios de Washington.

Por su parte, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, expresó que están "monitoreando la situación con Irán y que cualquier medida de escalada tomada por Teherán será un grave error".

"Si hacen algo, sufrirán mucho", indicó Trump al señalar en tono amenazante "veremos qué pasa con Irán. Tendrán un gran problema si pasa algo. No serán felices".

Por su parte, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo que las operaciones de sabotaje en la región eran cuestionables y tenían como objetivo aumentar la tensión.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, dijo que el incidente era "preocupante y terrible", y negó categóricamente la participación de Teherán en los hechos.

"Tales incidentes tienen un impacto negativo en la seguridad del transporte marítimo", enfatizó Mousavi, quien denunció el incidente, el cual pudo ser "orquestado por malhechores o por extranjeros".