El enigma de La Coubre, un libro de Hernando Calvo Ospina sobre el sabotaje al vapor francés

Como explica Hernando Calvo en su libro, no existe en Francia una sola referencia pública a los fallecidos, ninguna placa lo recuerda, ni hubo tampoco ningún gesto hacia los familiares.

  • El enigma de La Coubre se publica ahora en España
    El enigma de La Coubre se publica ahora en España

Basada en hechos reales, El enigma de La Coubre, de Hernando Calvo Ospina, es de esos libros que se leen de un tirón, cuya narrativa te atrapa al más puro estilo de una novela policíaca. Se trata de la historia nédita del primer gran atentado terrorista contra Cuba y su -entonces- naciente revolución.

El libro que ha sido editado en varios idiomas y ahora está disponible en España, es resultado de una minuciosa investigación y reconstrucción de los hechos, mediante las declaraciones de víctimas y testigos.

Mientras avanza la narrativa, el lector descubre una página de la historia de Cuba terriblemente triste, las pruebas documentales obtenidas por el autor ponen rostro y nombre a los autores materiales hasta entonces desconocidos; y nos muestra los por qués tras la acción.

Para la realización del material, Calvo Ospina analizó toda la documentación existente en los archivos de la Marina Mercante francesa, unos 1.500 documentos que en su totalidad fueron desclasificados recientemente, y entrevistando a los dos únicos marineros franceses aún con vida y a uno de los pasajeros.

Los hechos son poco conocidos y ocurrieron en marzo de 1960, en el puerto de La Habana, durante la descarga de la mercancía del buque francés La Coubre.

Una doble explosión provocó casi un centenar de muertos, entre ellos seis marineros franceses, y casi 200 heridos. Solo el gobierno cubano trató de esclarecer los hechos de lo que consideró un sabotaje terrorista. Las autoridades francesas no quisieron ocuparse del caso, dejando que cayera en el olvido total. Y los Estados Unidos han desclasificado muchos documentos sobre la crisis de Cuba, pero ninguno de ellos se refiere a la explosión de La Coubre.

Lo interesante del libro es sin duda esa descripción minuciosa que el autor realiza sobre los hechos ocurridos, los movimientos del carguero francés antes de su llegada a Cuba y el contexto geopolítico del momento, en lo que se refiere a la política de Washington hacía el recién constituido gobierno revolucionario en Cuba.

Los documentos analizados, declaraciones de testigos, informes del gobierno de Cuba y de las compañías aseguradoras del buque, y trabajos de historiadores, estructuran un libro que aporta sin duda datos clave sobre un suceso que pasados los primeros meses quiso ser olvidado y silenciado, fundamentalmente por las autoridades francesas.

Pero existe también un segundo objetivo, sin duda también relevante, que el autor ha pretendido incluir en su trabajo, y ha sido la recuperación de la memoria de unos hechos y unas víctimas que nunca fueron tenidas en cuenta salvo por el gobierno cubano y a las que se les debe una explicación.

Como explica Hernando Calvo en su libro, no existe en Francia una sola referencia pública a los fallecidos, ninguna placa lo recuerda, ni hubo tampoco ningún gesto hacia los familiares.

Por todo ello “El enigma de La Coubre” es un libro que 60 años después sigue siendo necesario tanto para aclarar lo ocurrido sobre el mayor atentado terrorista cometido en la isla, aún impune, como para ofrecer un reconocimiento a quienes lo sufrieron.