OMS reflexiona sobre acceso desigual a vacunas anticovid

“La forma más rápida de salir de esta pandemia para todos es vacunar a las personas más expuestas en todos los países", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

  • Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
    Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus reflexionó el lunes sobre la desigualdad en el acceso a las vacunas contra la Covid-19 y precisó que esta situación deja “una mancha en nuestra conciencia colectiva”.

En la 71 reunión del Comité Regional para Europa, el director del organismo sanitario global afirmó que “la impactante desigualdad en la distribución global de vacunas es una mancha en nuestra conciencia colectiva. Se han administrado más de 5 mil 500 millones de dosis de fármacos contra el Sar Cov-2 en todo el mundo, pero casi el 80 por ciento de ellas se han realizado en países de ingresos altos y medianos altos”, dijo Tedros Adhanom.

“La forma más rápida de salir de esta pandemia para todos es vacunar a las personas más expuestas en todos los países, mientras se trabaja para minimizar la propagación del virus. Cuanto más tiempo persista la desigualdad entre las vacunas, más oportunidades tendrá el virus de circular y cambiar a variantes que podrían evadir las vacunas”, declaró el representante de la OMS.

De igual manera el director general de la OMS acotó que el objetivo de la entidad es asegurar que el 10 por ciento de la población de cada nación esté vacunada para finales de este mes, el 40 por ciento al terminar este año y el 70 por ciento de las personas para mediados de 2022.

“No queremos que se generalice el uso de refuerzos para personas sanas, cuando tantos trabajadores sanitarios y personas de riesgo de todo el mundo siguen esperando su primera dosis”, declaró Tedros Adhanom.

Un aspecto fundamental abordado por el director de la OMS fue el reconocer que la pandemia demostró la importancia de la atención primaria de salud como base del sistema sanitario y además que no hay salud sin salud mental.