Millonario estadounidense amigo de Trump acusado de pedofilia se suicidó en prisión

La vísepra se conocieron nuevos documentos que daban mayores detalles sobre el reclutamiento de jóvenes y niñas para una red de tráfico sexual que Jeffrey Epstein presuntamente encabezaba, incluidas fotos, denuncias y unas memorias escritas por una supuesta víctima.

Millonario estadounidense amigo de Trump acusado de pedofilia se suicidó en prisión

Jeffrey Epstein, el multimillonario estadounidense amigo del presidente  Donald Trump, acusado de tráfico y abuso sexual de menores, se suicidó en prisión, informó este sábado el diario The New York Times.

Al financista de 66 años  lo hallaron muerto en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.

Epstein ya fue encontrado en su celda semiinconsciente y con marcas en el cuello el pasado 25 de julio, en lo que era investigado como un intento de suicidio.

Según el diario neoyorquino, "no estaba claro si las autoridades habían puesto guardias adicionales para vigilarlo" después de ese episodio.

La vísepra se conocieron nuevos documentos que daban mayores detalles sobre el reclutamiento de jóvenes y niñas para una red de tráfico sexual que Epstein presuntamente encabezaba, incluidas fotos, denuncias y unas memorias escritas por una supuesta víctima.

 

Millonario estadounidense amigo de Trump acusado de pedofilia se suicidó en prisión

Epstein fue arrestado a principios de julio, imputado por tráfico sexual de menores y conspiración, tras la aparición de otros testimonios que lo situaban como líder de una "vasta red" de explotación de menores -niñas desde 14 años- desde sus mansiones en Manhattan y Palm Beach, Florida, entre 2002 y 2005.

Los fiscales federales dijeron que utilizó empleados y allegados para atraer a las chicas a sus residencias y luego pagó a algunas de sus víctimas para reclutar a otras chicas para que él las maltratara. Podía enfrentar hasta 45 años de prisión.

 

Millonario estadounidense amigo de Trump acusado de pedofilia se suicidó en prisión

Hacía más de una década había estado bajo investigación por parte de las autoridades federales y locales por delitos sexuales contra niñas menores de edad durante ese período, pero en 2008 un acuerdo extraoficial con la fiscalía permitió cerrar la investigación a cambio de sólo 13 meses de cárcel y un pacto económico con las víctimas.

Un juez federal, a mediados de julio, ordenó a Epstein permanecer en la cárcel en espera de juicio, rechazando la solicitud del multimillonario de regresar a su mansión del Upper East Side bajo supervisión.

Los nuevos cargos renovaron la atención sobre el acuerdo de declaración de culpabilidad de hace 11 años, lo que provocó indignación contra él y condujo a la renuncia del secretario de trabajo de la administración Trump, Alex Acosta, quien negoció el acuerdo de declaración de culpabilidad cuando era el fiscal estadounidense en Miami.