Foreign Policy: Postura de EE.UU. sobre asentamientos favorecerá campaña de boicot a (Israel)

Si la nueva posición israelí es declarar que cualquier política que ella o la administración Trump avance es lo único que importa, independientemente de lo que piensen los demás, y que las realidades fundamentales que el resto del mundo acepta pueden ser unilateralmente revertidas o ignoradas, será muy difícil argumentar que los países que quieran reconocer a Palestina deben abstenerse, opina Foreing Policy.

EEUU dejará de considerar asentamientos ilegales israelíes en Cisjordania "inconsistentes" con derecho internacional.

El desdén de la administración Trump por el consenso internacional en Cisjordania animará a los gobiernos que antes eran cautelosos a apoyar la campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS) y a favor del Estado palestino, destacó un informe publicado en el sitio web Foreing Policy (FP).

Según la fuente, si la nueva posición israelí es declarar que cualquier política que ella o la administración Trump avance es lo único que importa, independientemente de lo que piensen los demás, y que las realidades fundamentales que el resto del mundo acepta pueden ser unilateralmente revertidas o ignoradas, será muy difícil argumentar que los países que quieran reconocer a Palestina deben abstenerse.

Foreing Policy argumenta que (Israel) ha relegado con éxito la campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS) a los márgenes de la política y el activismo de la extrema izquierda; sin embargo, las medidas destinadas a romper un consenso sobre algunas cuestiones o demostrar que no debería existir tendrán consecuencias no deseadas y el BDS es una de ellas.

A juicio de la publicación, la nueva postura de Estados Unidos sobre los asentamientos no acercará a la comunidad internacional a la posición israelí.

“En lugar de comenzar a cambiar el consenso internacional sobre los asentamientos israelíes y el estatus de Cisjordania, la nueva política de la administración Trump ya está endureciendo un consenso internacional que rechaza la posición de (Israel)”, señala.

Precisa FP, que el consenso internacional es algo curioso. “Puede ser enloquecedor estar en el lado equivocado, pero es raro estar en el lado equivocado en todos los temas. (Israel) aún no está en esa categoría, pero si logra desmitificar la idea de que lo que el resto del mundo piensa que debería importar, pronto podría lamentar haber abierto las compuertas que hasta ahora lo han protegido en cuestiones como el boicot y la creación de un Estado palestino, pero eso podría sumergirlo en el futuro en el oprobio internacional.