EE.UU. no levantará sanciones contra Irán pese a Covid-19

“No hay cambio ni alivio de las sanciones impuestas por EE.UU. contra Irán”, señaló Morgan Ortagus, portavoz del Departamento estadounidense de Estado, en declaraciones ofrecidas este viernes al diario Asharq Al-Awsat, con sede en el Reino Unido.

  • La portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Morgan Ortagus. Foto: AFP

El Gobierno de EE.UU. insiste en su hostilidad contra Irán y afirma que no pondrá fin a las sanciones contra la República Islámica pese a la pandemia del coronavirus.

“No hay cambio ni alivio de las sanciones impuestas por EE.UU. contra Irán”, señaló Morgan Ortagus, portavoz del Departamento estadounidense de Estado, en declaraciones ofrecidas este viernes al diario Asharq Al-Awsat, con sede en el Reino Unido.

La reacción de la funcionaria estadounidense se produce después que Rusia, China, Irán, Siria, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua y Venezuela enviaran una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, y advirtieran sobre el impacto negativo de las sanciones en los esfuerzos internacionales destinados a contener el virus mortal, conocido como Covid-19.

Aun así, la funcionaria estadounidense hizo hincapié en que Washington continuará su llamada “campaña de máxima presión” contra Irán, mientras que ha condicionado el levantamiento de los embargos antiraníes a que Teherán se siente a la mesa de diálogo con el presidente estadounidense, Donald Trump.

Por su parte, las autoridades iraníes han descartado ya en varias ocasiones la posibilidad de conversaciones con la Administración de Trump, debido a la continuación de las sanciones de Washington contra Teherán.

A su vez, Ortagus ignoró el impacto negativo de los embargos estadounidenses en la lucha de Irán contra el brote de coronavirus. Afirmó que las sanciones contra Teherán no apuntan el sector de la salud iraní.

 Irán como varios otros países del mundo han advertido repetidamente que las criminales sanciones de EE.UU. impiden el acceso del país a medicamentos y equipos médicos necesarios para combatir la enfermedad.