Nobel de la Paz condena política estadounidense para reconolonizar América Latina

El nobel de la paz (1980) Adolfo Pérez Esquivel denuncia la política de recolonización continental que Estados Unidos aplica a América Latina.

  • El premio Nobel de la Paz (1980), Adolfo Pérez Esquivel.
    El premio Nobel de la Paz (1980), Adolfo Pérez Esquivel.

En un discurso ofrecido en la conferencia virtual ‘Venezuela: Sanciones, elecciones y derechos humanos (DDHH)’, citado el viernes por Venezolana de Televisión (VTV), el reconocido activista argentino reprobó los planes golpistas y las agresiones de EE.UU. contra los Gobiernos constitucionales de América Latina, entre ellos, Cuba, Honduras, Haití, Paraguay, Brasil, Bolivia y Venezuela, y denunció que Washington considera al subcontinente su patio trasero.

Ante esta coyuntura, aseveró que profundizar la unidad y solidaridad de los pueblos regionales es la única medida para contrarrestar la hostilidad estadounidense e instó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a democratizar su estructura para poder llevar a cabo correctamente su misión que es defender los derechos de los pueblos de todo el mundo. 

Esquivel aseguró que Estados Unidos viola los derechos humanos y el derecho internacional al no respetar la soberanía y el estado constitucional de otros países, y mencionó Venezuela como ejemplo del atentado norteamericano contra la autodeterminación de las naciones.

“El problema de Venezuela lo tienen que resolver los venezolanos, sin injerencia extranjera; por el contrario, con mucha solidaridad y apoyo”, afirmó.

Las relaciones entre Caracas y Washington se tensaron aún más tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en 2017, pues impuso una serie de sanciones contra Venezuela con el objetivo de provocar la caída del presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro, y poner en su lugar al “autoproclamado presidente” Juan Guaidó.