The New York Times: Bin Salman... el monarca asesino

Cuando se trata de castigar personalmente al príncipe heredero, señala el rotativo, Biden terminó en el mismo lugar que su predecesor.

  • The New York Times: Bin Salman... el monarca asesino.
    The New York Times: Bin Salman... el monarca asesino.

El periódico estadounidense The New York Times informó que la administración del presidente Joe Biden reconoció oficialmente, el viernes, que el príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman aprobó el plan para asesinar al periodista disidente Jamal Khashoggi, hecho que no admitió el expresidente Donald Trump.

.- Informe de inteligencia: Bin Salman autorizó el asesinato de Khashoggi

También indicó que la administración Biden ha hecho lo que se debe hacer al revelar el informe de inteligencia de Estados Unidos, luego que el Congreso lo exigiera hace más de un año.

"Trump conocía el contenido del informe, pero se abstuvo de castigar públicamente a uno de los gobernantes más poderosos de Medio Oriente, quien lo consideraba un aliado cercano en su conflicto con Irán y un rentable agente de armas estadounidenses", apuntó el diario.

En ese sentido, la fuente recordó las promesas electorales de Biden de tomar medidas más duras con Arabia Saudita.

Señaló que, coincidiendo con la publicación del informe de la CIA, esta semana la administración Biden anunció nuevas prohibiciones de viaje contra funcionarios sauditas involucrados en el asesinato de Khashoggi.

El Departamento de Estado también agregó una nueva categoría de sanciones, llamada "prohibición de Khashoggi", para retener visas a cualquier persona involucrada en el asesinato.

Pero cuando se trata de castigar personalmente al príncipe heredero, señala el rotativo, Biden termina en el mismo lugar que su predecesor.

"De hecho, Biden reconoció en Arabia Saudita el aliado contra las ambiciones de Irán, el aliado tácito de “Israel”, el socio comercial por valor de decenas de miles de millones de dólares, y el productor de petróleo que tiene el potencial para causar serios trastornos a la economía global. Estas relaciones son demasiado importantes para los intereses de Estados Unidos que no pueden comprometerse castigando al príncipe fuerte”, sostuvo.

Pese a esto, señaló el diario, Bin Salman ahora sabe que el respeto que estaba recibiendo de Trump y Jared Kushner ha terminado.