Irán: Liberación de Grace 1 representa otro fracaso para EE.UU.

El portavoz del Gobierno de Irán, Ali Rabiei, calificó dicha restitución de una victoria para Irán y la atribuyó a la diplomacia activa del país y su firme voluntad a la hora de defender los derechos del pueblo.

Irán: Liberación de Grace 1 representa otro fracaso para EE.UU.

El portavoz del Gobierno de Irán, Ali Rabiei, celebró la liberación del buque cisterna Grace 1, cargado con crudo de su país, que fue capturado el 4 de julio por la Marina Real británica en aguas españolas del estrecho de Gibraltar, bajo la sospecha de que la embarcación violaba las sanciones de la Unión Europea (UE) al transportar el petróleo a Siria.

“La liberación del petrolero retenido Grace 1 por el Reino Unido, pese a las presiones de EE.UU., marca otro revés para la Casa Blanca”, afirmó Rabiei, quien calificó dicha restitución de una victoria para Irán y la atribuyó a la diplomacia activa de Teherán y su firme voluntad a la hora de defender los derechos del pueblo.

Entretanto,  Mahmud Vaezi, jefe del Gabinete del Presidente, enfatizó que la liberación del Grace 1 demuestra que las sanciones de la Unión Europea van, en realidad, en su contra y no contra Irán que busca la libertad de navegación en las aguas internacionales.

“Irán respeta las normas internacionales y las reglas de la libertad de navegación, especialmente en el golfo Pérsico, y está comprometido a garantizar la seguridad de esta zona al cooperar con los países vecinos”, comentó.

Las autoridades de Gibraltar -territorio británico de ultramar- decidieron el jueves liberar el tanquero después de 42 días, a lo que se opuso EE.UU. que solicitó mantener la retención del buque cisterna, pero fue en vano.

Inconforme con el desarrollo de los acontecimientos, Washington anunció el viernes que emitió, a través del Departamento de Justicia, una orden para incautar el petrolero.

La orden dice que la embarcación está sujeta a confiscación debido a violaciones de la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia (IEEPA), y estatutos de fraude bancario, lavado de dinero y confiscación de seguros asignados al terrorismo.

A pesar de las presiones de Estados Unidos, el Tribunal Supremo de Gibraltar decidió levantar la retención del buque con crudo iraní, asegurando que no había razón para detener más el Grace 1, sobre el cual no hay sospechas de que haya infringido las sanciones contra Siria.