Alertan que terroristas escapan de Siria

Un creciente número de terroristas que escapan de Idleb, en Siria, son ahora una amenaza para la seguridad de toda la región del norte de África, según alerta el sitio digital Journal-Neo.org (New Eastern Outlook).

  • Alertan que terroristas escapan de Siria.

Un creciente número de terroristas que escapan de Idleb, en Siria, son ahora una amenaza para la seguridad de toda la región del norte de África, según alerta el sitio digital Journal-Neo.org (New Eastern Outlook).

El informe de prensa suscrito por Vladimir Platov indica que en Túnez crece un enclave terrorista dirigido por mercenarios que participaron en la agresión contra el pueblo sirio y ahora se ven desplazados por presuntas medidas emprendidas por las autoridades de Turquía.

Actualmente, la presencia de esos terroristas es especialmente elevado en Libia y Túnez y según muchos comentaristas, Turquía, en su deseo de no sacrificar su personal militar para proteger sus propios intereses geopolíticos prestando asistencia militar al Gobierno de Acuerdo Nacional de Fayez al-Sarraj, demuestra su voluntad de transformar a Libia y Túnez en caldo de cultivo del terrorismo dirigiendo activamente mercenarios a esos dos países.

Precisa Platov que la razón por la que Ankara eligió Túnez como uno de los destinos de los asalariados de la guerra contra Siria es que después de que An Nahda, un partido islamista moderado, ganara las elecciones parlamentarias de Túnez en octubre de 2019, los islamistas comenzaron a consolidar su posición en esta nación. 

Además, agrega, cabe señalar que la ideología de An Nahda se inspira, en muchos aspectos, en la de la Hermandad Musulmana (una organización terrorista prohibida en Rusia), que Turquía y Qatar apoyan activamente. 

Es importante, subraya, no olvidar que Turquía es una nación cuyo liderazgo incluye a actores de las filas de los islamistas moderados o, más precisamente, de la Hermandad Musulmana de Turquía. Por lo tanto, alerta, no es ningún secreto que las unidades armadas que apoyan al GNC de Fayez al-Sarraj y los líderes de Turquía comparten una ideología hasta cierto punto (aunque, por supuesto, también hay algunas diferencias).

Agrega que Túnez soporta algunas dificultades desde el derrocamiento de Zine El Abidine Ben Ali, su presidente autocrático, hace 9 años. La nación que se centró en desarrollar su industria turística construyendo cientos de hoteles de alta calidad en su costa enfrenta graves problemas debido a los atentados terroristas que repercuten negativamente en su sector turístico y deja a muchos tunecinos sin trabajo.

Así pues, denuncia, no es casualidad que más de 6 mil tunecinos unieron a Daesh con la esperanza de lograr la estabilidad financiera mientras luchaban contra los "no creyentes" en Siria y el Iraq. 

Varios politólogos occidentales, asegura Platov, creen que los tunecinos étnicos y los ciudadanos tunecinos constituían la mayor unidad de Daesh.

Señala que, en los últimos meses, mientras la Hermandad Musulmana recibe apoyo de Turquía y Qatar y el GNC de Fayez al-Sarraj de Occidente, los efectivos de Daesh vienen activamente a Túnez desde Siria y otros países del Oriente Medio para ganar algo de dinero con la guerra contra los civiles.

En la actualidad, este proceso se ve facilitado por la creación de una economía sumergida y diversos planes destinados a financiar redes terroristas (es decir, el establecimiento de campos de entrenamiento y el reclutamiento de nuevos miembros) en la nación norteafricana.

Algunos medios de comunicación, precisa, informan que ya hay más de cuatro mil de ellos en Libia, y que Turquía está entrenando a más combatientes en campamentos especiales situados en las regiones nororientales de Siria, antes de ser enviados a Libia.

A finales de enero, el Representante Permanente de Túnez ante las Naciones Unidas declaró que su nación estaba sumamente preocupada por la llegada de mercenarios que son derrotados en Siria a Libia y señaló que eran reclutados por Turquía.