Trump llama amigo a Bin Salman 18 meses después del asesinato de Khashoggi

A juicio de la publicación, como para marcar un año y medio de pulsaciones, Trump se está postrando de nuevo. La razón: Como una pandemia pone en peligro la economía norteamericana, los saudíes han amenazado con devastar aún más la industria petrolera de EE.UU. inundando el mercado con petróleo barato.

  • A juicio del Washington Post, como para marcar un año y medio de pulsaciones, Trump se está postrando de nuevo ante Arabia Saudita.

Sin duda, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no fue consciente del significado de la fecha (año y medio) que eligió para saludar a su “amigo MBS", advierte The Washington Post.

El tuit de Trump llegó 18 meses después de que su "amigo MBS", el príncipe heredero Mohammed bin Salman, hiciera que un escuadrón asesinara a Khashoggi dentro del consulado saudita en Estambul, destaca la fuente.

A juicio de la publicación, como para marcar un año y medio de pulsaciones, Trump se está postrando nuevamente ante Arabia Saudita.

La razón: Como una pandemia pone en peligro la economía norteamericana, los sauditas han amenazado con devastar aún más la industria petrolera de EE.UU. inundando el mercado con petróleo barato.

El pasado jueves, recuerda el medio, Trump emitió el siguiente tuit: "Acabo de hablar con mi amigo Bin Salman, príncipe Heredero de Arabia Saudita, quien habló con Rusia, y espero y deseo que recorten aproximadamente 10 millones de barriles, y tal vez sustancialmente más, lo cual, si sucede, ¡será GRANDE para la industria del petróleo y el gas!".

Pero, apunta The Washington Post, eso puede ser falso, pues el Kremlin negó que Putin y Mohammed bin Salman hubieran hablado, tampoco hay señales de un acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita. 

Por su parte, The Wall Street Journal informó el viernes que esos dos países no se ahogarían a menos que los productores estadounidenses también redujeran la producción, lo que podría, entre otras complicaciones, ponerlos en el lado equivocado de la ley antimonopolio de EE.UU.

Todo lo cual encajaría –según The Washington Post en el patrón de encaprichamiento de Trump– con la familia real saudita, que desde el principio le ha tomado el pelo. 

“Trump hizo de Arabia Saudita su primer destino en el extranjero, y el rey le dio una deslumbrante recepción y prometió, según Trump, comprar cientos de miles de millones de dólares de armamento estadounidense”, recordó.

Desde entonces, sostiene el medio estadounidense, pocas de esas ventas se han materializado. Mientras tanto, la administración ha enviado miles de tropas estadounidenses para ayudar a defender el reino, incluso cuando Trump afirma que se está desenredando en el Medio Oriente.