EE.UU., los republicanos y las teorías de conspiración

Los republicanos están utilizando sus poderes para imponer fantasías como las de Paul e impulsar el apoyo de los votantes con mentalidad de conspiración, apunta The Washington Post.

  • Senadores republicanos en EE.UU. acuden a teorías de conspiración

El senador republicano estadounidense Rand Paul admitió que algunos de sus colegas son más leales al denominado  Estado profundo que al presidente Donald Trump.

Al hablar sobre el tema en su momento, Paul (R-Kentucky) buscaba celebrar audiencias sobre la afirmación de Trump de que la investigación de la presunta interferencia rusa en las elecciones de 2016 no fue más que una conspiración para destruir su mandato.

Los republicanos están utilizando sus poderes para imponer fantasías como las de Paul e impulsar el apoyo de los votantes con mentalidad de conspiración, apunta The Washington Post.

Según los informes, los titulares de los comités del Senado están preparando documentos y testimonios para investigar cómo las leyes estadounidenses trataron la campaña de Trump como si fuera la de una potencia extranjera hostil.

The Washington Post asegura que Rusia interfirió en el ejercicio electoral de 2016 y que hubo evidencia suficiente para que el asesor especial del Departamento de Justicia Robert Swan Mueller III iniciara una pesquisa sobre cualquier vínculo y/o coordinación entre Moscú y personas cercanas a la campaña de Trump.

El periódico capitalino informó que la oficina de Mueller también estuvo investigando a Trump por posible obstrucción a la justicia.

Mueller presentó una demanda contra Paul Manafort y Rick Gates, dos cabilderos que participaron en la campaña del magnate inmobiliario, con cargos que incluyen conspiración lavado de dinero, violaciones de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros y declaraciones falsas, engañosas y conspiración contra Estados Unidos.

Según The Washington… todo es una maniobra para que los electores crean en lo del estado profundo y exoneren de culpa a Trump.

En realidad, lo que ocurre es que el jefe de la Casa Blanca marcha mal frente al precandidato demócrata Joe Biden. 

Autoconsiderado un genio de las negociaciones, Trump ha dañado tanto la marca republicana que el partido corre el peligro de perder escaños en la Cámara alta en los estados de Montana, Colorado, Arizona, Carolina del Norte y Maine.    

La mayoría republicana en el Senado de 53 a 47 corre peligro de ser borrada. Los republicanos analizan si lo mejor es liberarse de Trump e intentar salvarse a sí mismos.

Pero el presidente ha rehecho la base republicana a su propia imagen con la idea de que todos reconozcan que sus fortunas crecen o caen juntas.

N/R...Un Estado profundo, también conocido como Estado dentro de otro Estado hace referencia a una forma de gobierno clandestino de un Estado, operado mediante redes de grupos de poder encubiertas.