Tribunal invalida la Declaración Balfour y considera al Reino Unido responsable de la situación de los palestinos

Un tribunal palestino ha declarado inválida la Declaración Balfour, documento emitido por el gobierno británico en 1917 que allanó el camino para la creación de "Israel", ya que viola las normas del derecho internacional.

  • Tribunal invalida la Declaración Balfour y considera al Reino Unido responsable de la situación de los palestinos.
    Tribunal invalida la Declaración Balfour y considera al Reino Unido responsable de la situación de los palestinos.

El Tribunal de Primera Instancia de la ciudad de Nablus, en la Cisjordania ocupada declaró inválida la Declaración de Balfour y también a Gran Bretaña legalmente responsable de las consecuencias de la Declaración Balfour, y exigió una disculpa a los palestinos.

.- Liga Árabe insta al Reino Unido a corregir error histórico de Declaración Balfour

La Declaración Balfour se produjo en forma de una carta del entonces secretario de Asuntos Exteriores británico, Arthur Balfour, dirigida a Lionel Walter Rothschild, una figura de la comunidad judía británica. Se publicó el 2 de noviembre de 1917.

La declaración se hizo durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y se incluyó en los términos del Mandato Británico para Palestina tras la disolución del Imperio Otomano.

Se considera el precursor de la Nakba palestina de 1948, cuando los grupos paramilitares armados sionistas, que fueron entrenados y creados para luchar junto a los británicos en la Segunda Guerra Mundial, expulsaron por la fuerza a más de 750 mil palestinos de su tierra natal, capturaron enormes franjas del territorio árabe y proclamaron la existencia de "Israel".

La demanda fue presentada por abogados palestinos en octubre del año pasado en nombre de la Asamblea Nacional de Independientes, la Fundación Internacional para el Seguimiento de los Derechos del Pueblo Palestino y el Sindicato de Periodistas Palestinos, contra el gobierno británico.

"Gran Bretaña y su ministro de Asuntos Exteriores de entonces, Arthur James Balfour, de quien salió la 'Declaración Balfour', no eran dueños de Palestina ni tenían derecho a determinar el destino de su pueblo", dictaminó el domingo el tribunal.

Los actos de Gran Bretaña violan "las reglas del derecho internacional, las leyes locales, las normas internacionales y las decisiones de la Liga de las Naciones Unidas y de las Naciones Unidas durante el período de su ocupación de los territorios palestinos a lo largo del período del Mandato Británico, incluyendo su aplicación de la Declaración Balfour", dijo.

El fallo dice que la declaración privó "al pueblo palestino de sus derechos legales, humanos y políticos, y le impidió su derecho a la autodeterminación en sus tierras palestinas".

La decisión del tribunal fue acogida con satisfacción por los palestinos, y el jefe de la Autoridad Islámica Suprema, el predicador de la mezquita de Al Aqsa, Ikrimah Sabri, dijo que "venía a exponer los crímenes de la ocupación".

El jefe de la Asamblea Nacional de Independientes, Munib al-Masri, también calificó la sentencia de "histórica". Afirmó que se trataba de un juicio justo.

Señaló que el siguiente paso sería llevar el caso a los tribunales británicos.

El vicegobernador de Naplusa, Anan al-Atire, declaró: "Lo que estamos presenciando en términos de batalla legal confirma que nuestro pueblo no olvidará la injusticia histórica, y no perdonaremos a quienes nos sometieron a esta ocupación colonial".

Los palestinos, dijo, "sólo aceptarán la independencia, un Estado independiente con Jerusalén al-Quds como capital, el retorno de los refugiados y la expulsión de estos colonos de nuestra tierra".

"Continuaremos la batalla de la lucha y la resistencia en todas sus formas", señaló.