Biden discute con Al Kazemi sobre ataques a fuerzas de la coalición estadounidense en Iraq

El comunicado de la Casa Blanca señaló que Biden elogió el liderazgo de Al-Kazemi y afirmó el apoyo de Estados Unidos a la soberanía e independencia de Iraq.

  • Joe Biden, presidente de Estados Unidos.
    Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

El presidente estadounidense Joe Biden, durante una llamada telefónica con el primer ministro iraquí Mustafá al-Kazemi, discutió los recientes ataques con misiles contra las fuerzas de la coalición. Ambos acordaron que los responsables deben rendir cuentas, según informó un comunicado de la Casa Blanca.

.- EE.UU. está comprometido con la solución de los dos Estados

La nota señaló que Biden elogió el liderazgo de Al-Kazemi y afirmó el apoyo de Estados Unidos a la soberanía e independencia de Iraq.

Ambos dirigentes analizaron la importancia de promover el diálogo estratégico entre los dos países y ampliar la cooperación bilateral en otros temas importantes.

La declaración de la Casa Blanca indicó que Biden había acordado permanecer en estrecho contacto con Al-Kazemi durante los próximos días y semanas.

Al-Kazemi dijo en su cuenta de Twitter que discutió con el presidente de Estados Unidos el desarrollo de las relaciones bilaterales y la continuación de la cooperación en la lucha contra Daesh.

"También confirmamos el trabajo para continuar el diálogo estratégico entre nuestros dos países sobre la base de la soberanía nacional iraquí", agregó.

Estados Unidos y algunos países europeos enfatizaron la "intolerancia" con el ataque con misiles que tuvo como objetivo una base estadounidense cerca del aeropuerto de Erbil en el Kurdistán iraquí, en una declaración conjunta firmada en nombre de los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia y Gran Bretaña.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense Anthony Blinken conversó con Al-Kazemi por teléfono sobre los ataques a Erbil. 

Blinken expresó a Kazemi su descontento con los ataques con misiles y lo alentó a continuar trabajando con el Gobierno Regional de Kurdistán para contrarrestar a los extremistas.