Querella judicial en Reino Unido sobre cambio climático

Tres jóvenes presentaron una querella judicial contra el gobierno de Reino Unido por considerar que se violan sus derechos humanos ante la falta de acción estatal frente a la crisis del cambio climático, apuntó The Guardian.

  • Adetola Stephanie Onamade, Marina Tricks y Jerry Amokwandoh
    Adetola Stephanie Onamade, Marina Tricks y Jerry Amokwandoh

Adetola Stephanie Onamade, Marina Tricks y Jerry Amokwandoh, estudiantes de veintitantos años, solicitarán este sábado una revisión de las acciones del gobierno para reducir las emisiones nacionales de carbono.

El caso también está siendo presentado por Plan B, la organización benéfica legal detrás del fallido caso que intentó bloquear la expansión del aeropuerto londinense de Heathrow.

Los próximos demandantes dicen que, pese a consagrar un objetivo de cero emisiones para 2050, el gobierno carece de una hoja de ruta adecuada para igualar la escala de la crisis.

Frustrados por el ritmo de la acción, los demandantes argumentarán que el Reino Unido ignora sus derechos a la vida, la vida familiar y la discriminación, bajo los artículos 2, 8 y 14 de la Ley de Derechos Humanos .

La más joven del trío, Tricks, de 20 años de edad, dijo: “Como jóvenes, como generaciones futuras, se nos niega nuestro derecho a la vida debido a que el gobierno canaliza miles de millones de dólares hacia las mismas economías de carbono que han causado esta crisis”, dijo a The Guardian. 

“Estamos en el epicentro de la destrucción. Se trata casi de convertir en arma los privilegios que tenemos de estar en el norte global”.

Tricks, nacida en México, se dio cuenta de la crisis climática cuando era adolescente, al leer informes sobre clima y migración.

En México, la migración desarraigó comunidades y desgarrado familias y al conocer ese efecto en una comunidad, no puedo aceptarlo, declaró. 

“Estamos viendo las implicaciones directas de los efectos de la crisis climática en personas reales, añadió, y, sin embargo, seguimos sin hacer nada".

Los otros dos jóvenes solicitantes también provienen de la diáspora: Onamade de Nigeria y Amokwandoh de Ghana.

Están ansiosos por resaltar los vínculos entre la crisis climática y la injusticia social más amplia, ya sea de género, raza o riqueza, al denunciar que el daño ambiental no se reparte igual.

En Reino Unido, los niveles ilegales de contaminación del aire afectan de manera desproporcionada a las comunidades marginadas, mientras que el país exporta su problema de contaminación plástica a los países más pobres en lugar de abordarlo a nivel nacional.

“Las comunidades indígenas negras, morenas están al frente de esta crisis”, dijo Tricks. 

"La pandemia de la Covid-19 mostró las desigualdades arraigadas en nuestra sociedad ... y, sin embargo, nos enfrentamos a una crisis mucho mayor que exacerbará esas desigualdades aún más".

Se han hecho intentos antes de enlace de violaciones de los derechos humanos con la emergencia climática en los tribunales británicos, durante las audiencias de Heathrow y en una demanda anterior de la organización  plan B. 

Pero en ambos casos, los tribunales desestimaron los argumentos, con el argumento de que los estados tienen una amplia discreción sobre cómo cumplir con sus compromisos de derechos humanos.

Sin embargo, a los demandantes los alienta la gran cantidad de litigios climáticos presentados en los últimos meses por jóvenes de todo el mundo, desde Australia  hasta Brasil.

El Reino Unido es uno de los 33 estados ordenados para responder a un caso en el tribunal europeo de derechos humanos por un grupo de niños y jóvenes de Portugal que quieren una acción mucho más ambiciosa para cumplir con el objetivo de calentamiento máximo del acuerdo de París de solo 1,5 grados Celsius por encima de los preniveles industriales.

Onamade, de 23 años de edad, dijo que este método de litigio era "esencial en este momento". 

“Han pasado más de cinco años desde que Reino Unido firmó el acuerdo de París, pero hemos tenido que luchar para que se aplique la equidad. Nuestra misión es que los jóvenes y las comunidades patrimoniales en el frente, hablen su verdad al poder en la sala del tribunal y en las calles. No hay más tiempo que perder".

El Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial, que tiene la responsabilidad principal del cambio climático, se negó a comentar sobre la demanda.

Pero en su respuesta a una carta de acción pre-legal, los abogados del gobierno calificaron de inútil  el reclamo dado que el Estado publicó planes para cumplir con el objetivo de cero emisiones.