Supremo decidirá sobre pedidos para suspender Copa América en Brasil

El Supremo Tribunal Federal (STF) evaluará hoy de manera virtual al menos tres acciones que demandan suspender la celebración de la Copa América de fútbol en Brasil ante la crisis sanitaria causada por la Covid-19.

  • Supremo decidirá sobre pedidos para suspender Copa América en Brasil
    Supremo decidirá sobre pedidos para suspender Copa América en Brasil

El presidente del STF, Luiz Fux, puso el tema en agenda a pedido de la magistrada Cármen Lúcia, ponente de los recursos del Partido Socialista Brasileño (PSB) y la Confederación Nacional de Trabajadores Metalúrgicos.

Un tercer proceso fue presentado por el Partido de los Trabajadores y funge como relator el ministro Ricardo Lewandowski.

Para el PSB, 'el intenso movimiento de visitantes en territorio nacional promoverá la evidente propagación de la Covid-19 por varios estados brasileños, así como la potencial entrada de nuevas variantes virales'.

A su vez, la entidad sindical pidió al Supremo determinar que Brasil no puede acoger competiciones internacionales frente a la necesidad de aislamiento social, el evidente estado de pandemia y una calamidad pública.

Tras proponer el juicio, Lucía señaló la 'excepcional urgencia y relevancia del caso, y la necesidad de su rápida conclusión', teniendo en cuenta que la liza comienza el domingo en esta capital y se extenderá hasta el 10 de julio.

La audiencia de la corte superior será en pleno digital, en la que sus ministros introducen el voto en un sistema electrónico.

El evento deportivo continental se celebraría en Colombia y Argentina, pero se canceló en el primer país por el estallido social que enfrenta y en el segundo ante el avance de la Covid-19.

Brasil, entonces, fue elegido de manera sorpresiva como anfitrión por la Confederación Sudamericana de la disciplina (Conmebol) y tal decisión contó con el apoyo del presidente Jair Bolsonaro.

Sin embargo, su realización en suelo nacional recibe fuertes críticas desde casi todos los sectores de la sociedad brasileña, en particular de expertos en salud pública y políticos ante las alarmantes cifras de vidas perdidas por el patógeno que se acercan a las 480 mil.

Inicialmente, el Gobierno informó que exigiría la vacunación de todos los miembros de las delegaciones. Luego, dio marcha atrás y precisó que los atletas se someterán a pruebas cada 48 horas.

El STF sería el último obstáculo a superar para el torneo regional que se celebraría sin público en Brasilia, Río de Janeiro, Cuiabá y Goiania.

Temas relacionados