Amzat Boukari-Yabara: «El sistema está promoviendo líderes políticos sin sustancia ideológica»

El historiador Amzat Boukari-Yabara es uno de los más reconocidos panafricanistas de la actualidad. De ascendencia caribeña y africana, Benín y Martinica, tiene estudios de máster tanto de historia de Brasil y latinoamericana, como sobre las civilizaciones africanas.

  • Amzat Boukari-Yabara: «El sistema está promoviendo líderes políticos sin sustancia ideológica»
    Amzat Boukari-Yabara: «El sistema está promoviendo líderes políticos sin sustancia ideológica»

Experto en movimientos revolucionarios africanos, es autor de obras tan destacadas como las biografías de Walter Rodney y Kwame Nkrumah. Ha escrito los ensayos Nigeria, en 2013; Mali, en 2015, y Africa Unite! Une histoire du panafricanisme, en 2017.

Le proponemos algunos temas para que nos explique su posición ante ellos. 

Hablemos de ideología política, o más bien de su falta. Sin formación ideológica y política la juventud africana no va a poder cambiar el status quo

Uno de los principales problemas de África hoy es que los partidos políticos no tienen una posición ideológica clara. Esto es un problema histórico, ya que la mayoría de los partidos políticos africanos nacieron con la lucha anticolonialista, en los años 50 y 60. Disputaron el poder político a los poderes coloniales, pero no desarrollaron una visión ideológica clara. 

Por otro lado, en los años 90, cuando terminó la Guerra Fría con la caída de la Unión Soviética, se impuso este discurso que decía que el neoliberalismo es única solución para el mundo. 

La división entre socialistas y capitalistas, los análisis marxistas, los temas de la lucha de clases, de la distribución de la riqueza, de la desigualdad a nivel global fueron olvidados en nombre del neoliberalismo, el desarrollo, el crecimiento, etc Se abandonó la lucha política a nivel ideológico. 

Una señal de la despolitización de la juventud en África hoy es que tenemos competición por el poder basada principalmente en la popularidad, no en la visión política. Por esto, tuvimos la extraña confusión de Bobi Wine, principal opositor de Uganda, diciendo en las redes sociales que es amigo de Juan Guaidó, una marioneta del sistema imperialista y algunos de sus seguidores se lo tuvieron que explicar. Esto significa que un joven que es presentado como el líder de la juventud ugandesa, él mismo está dentro del sistema imperialista ¡y no es consciente de ello!

Cuando ves situaciones como la de Bobi Wine, comprendes el verdadero problema: el sistema está promoviendo líderes políticos sin visión ideológica, sin sustancia ideológica, claramente desligado de la lucha política a nivel global, porque hoy no te puedes meter en una campaña política en África, sin tener una visión de la lucha política a nivel global.

Hoy, la única línea ideológica que está apoyando esta visión global más allá de la visión local es el panafricanismo.

Los medios en África están dominados y controlados desde el exterior

Por un lado, el continente africano está balcanizado desde la conferencia de Berlín, 1885, en el África francófona y el África anglófono, como las principales esferas de control, ahí se produce también la balcanización de la información y de las redes de comunicación, lo que pasa en la llamada África francófona es desconocido en la esfera anglófona y viceversa. 

Esta desconexión de la información está reforzada por la censura interna de cada país, y por último, sobre todo este sistema de división y control tenemos el sistema global y sus grandes medios como RFI, BBC, VOA que controlan la información y comunicación global y que están vinculados a las políticas de sus gobiernos. En África, tenemos una situación complicada, los pueblos africanos tienen como principal fuente de información los medios de los ex poderes coloniales. 

Necesitamos producir nuestro propio conocimiento. Esto significa que la parte central de esta revolución, en los próximos años, se sitúa en las universidades y escuelas africanas, igual que el Estados Unidos los afroamericanos construyeron las escuelas de liberación.

Cómo podemos crear en África hoy escuelas de liberación, como las que había en los tiempos de los movimientos africanos de liberación, en el sur de África, en Guinea Bissau, con Amilcar Cabral y el resto. Todo este nuevo conocimiento podría ser un escudo contra la propaganda del sistema imperialista. 

Esta es la lucha que debemos librar hoy y sólo se puede ganar si retomamos las lenguas africanas, porque mientras trabajemos en las llamadas lenguas coloniales, todavía estamos atrapado en la visión global del sistema imperialista.

Movimientos revolucionarios en África

Hay diferentes movimientos que luchan contra el sistema neoliberal de dominación en África hoy. Hay partidos políticos, los viejos movimientos de liberación que han mantenido un análisis antiimperialista, marxista o neomarxista de la situación. También tenemos a gente que trabaja en la red Bandung Spirit, que son las ideas de los movimientos de la Tri Continental y de países No Alineados, que todavía pueden ser una fuerza política para resistir al imperialismo; y también existen fuerzas panafricanistas que intentan organizarse a un nivel diferente, algunos en organizaciones por la alimentación, vinculadas al campo, a los movimientos de campesinos, otros movimientos están relacionados principalmente con los asuntos de la mujer africana, también tenemos organizaciones que combaten la dominación monetaria, como el Franco CFA en las excolonias francesas; otros grupos están luchando contra la deuda global, contra el FMI y el Banco Mundial y todos sus programas de ajuste

Tenemos una especie de constelación de movimientos antiimperialistas, anti neoliberalismo, panafricanistas y progresistas, pero esta constelación está fragmentada por las divisiones lingüísticas que he mencionado antes: los que luchan en la esfera francófona no están conectados realmente con los de la esfera anglófona o en las zonas de habla portuguesa.

No tenemos la posibilidad de apoyarnos en gobiernos antiimperialistas, como vemos algunos ejemplos en oriente próximo, Asia o Latinoamérica, con la revolución bolivariana, Cuba, etc, en África eso no existe.

Organizaciones continentales africanas

Lo que critico de esas organizaciones es la falta de representatividad y de democracia interna. Muestran al exterior la cara dictatorial que estamos combatiendo a nivel local. Por ejemplo en la Unión Africana, muchos Jefes de Estado llevan más mandatos de los que permite su constitución. Violan sus propias constituciones, pero controlan la Unión Africana, representan el interés de unos cuantos jefes de estado que trabajan juntos para mantener el control y seguir en el poder. Es lo mismo para todas las organizaciones regionales africanas. 

En cuanto al New Partnership for Africa’s Development, NEPAD, esta agencia ha sido elegida para liderar la Zona de Libre Comercio Continental Africana (African Continental Free Trade Area AfCTA), que es básicamente un caballo de Troya de los poderes neoliberales. No podemos trabajar con este tipo de visión exógena de nuestra propia economía y no podemos desarrollarnos si trabajamos con esas economías externas que no ayudan a la solidaridad económica entre los países africanos. 

Creo que falta integración. Tenemos que trabajar pueblos con pueblos, antes que trabajar Estados con Estados, porque nuestros Estados generalmente tienen políticas conservadoras y los pueblos tienen una visión más progresista. 

Lo que necesitamos crear hoy son foros populares alternativos donde las organizaciones, la sociedad civil, partidos políticos, sindicatos, etc desarrollen otra visión de la Unión Africana.

Una instancia que se suponía que iba a tomar este rol era el Parlamento Panafricano, con sede en Sudáfrica. Pero recientemente, en la elección del presidente hubo una disputa entre los representantes anglófonos y los francófonos, porque los anglófonos no querían que otro diputado francófono tomase el control de la presidencia del Parlamento Panafricano, porque decían que cuando un africano francófono controla el parlamento trabaja para los intereses de Francia. 

Todas estas organizaciones continentales están estancadas en la batalla de influencia de los franceses, los estadounidenses, los chinos… pero no concentrados en las prioridades africanas. Lo que necesitamos es construir organizaciones populares que se ocupen específicamente de las prioridades africanas y no usar a los africanos como herramientas de los poderes exteriores. 

China

Creo que China es el país más poderoso hoy en día. Son realmente inteligentes porque no querían asumir esta posición de liderazgo. Han dejado que EEUU asuma esta posición porque saben que cuando eres el número uno todo el mundo quiere atacarte, pero el auténtico superpoder es China, sin duda.

Con respecto a África, China ha sido amiga de muchos movimientos africanos de liberación, cuando no era una super potencia. Comprendieron el significado de la solidaridad política. Además, creo que las corporaciones privadas de China están controladas por su sistema político, al contrario que las corporaciones privadas en occidente, que son las que controlan el sistema político occidental. Esto explica por qué China no apoya golpes de estado, golpes militares o intervenciones militares en África. 

Es un país con una verdadera civilización, no como los Estados Unidos. Sabemos que los EEUU nacieron sobre un genocidio de los pueblos americanos, sobre la importación de millones de africanos esclavizados, capitalismo, patriarcado etc, no es lo que podríamos llamar una civilización, es barbarie y esta barbarie tomó el control del mundo, esta barbarie desarrolló su concepción de democracia, basada en bombardear países que no estén alineados a su visión del mundo. 

La posición de los chinos es muy interesante porque saben que el mundo liderado por los EEUU es un mundo contra China, pero ellos están ocupándose de sus propios asuntos. El proyecto de One Belt, One Road (Nueva Ruta de la Seda) ese mega proyecto de los chinos, es un proyecto estratégico que se centra principalmente en África.

Desde principios del siglo XX y desde que China entró en la Organización Internacional del Comercio, adoptaron las mismas políticas neoliberales que Occidente. Buscan recursos naturales porque tienen un enorme crecimiento y una enorme clase media que está creciendo y son la fábrica del mundo, por eso necesitan los recursos africanos y hacen acuerdos con los gobiernos africanos. “Queremos vuestros recursos y por otro lado ayudamos a desarrollar infraestructuras”. China en 20 años probablemente ha construido más infraestructuras en África que los franceses, británicos y estadounidenses juntos en un siglo. 

China también sugiere un modelo de desarrollo para los países africanos: “Puedes desarrollarte sin democracia”. Democracia es un sistema político, pero no se equipara al desarrollo. Al final de la Guerra Fría, se nos dijo “Si queréis desarrollaros, debéis adoptar el sistema democrático”, pero este sistema es solo una mascarada que esconde la democracia neoliberal o liberal, es decir apertura económica, liberalización del mercado y todo eso. Lo que están haciendo los chinos en el mundo, equilibrando el poder, y en África, con infraestructuras y como modelo político, es algo que hay que estudiar, no para copiar el modelo chino, sino para ayuda a los africanos a construir nuestros propios modelos. 

Muamar Gadafi

Gadafi estaba en posición de avanzar ideas como “África pertenece a los africanos” a un nivel superior. Pero intentó hacerlo dentro de la Unión Africana y creo que eso fue un error. Porque reconstruir la UA como hizo, cuando sabes que es una unión con muchos países imperialistas, no tiene sentido. Hubiera sido más interesante algo que se ha hecho en Latinoamérica y Caribe, la unión de países que comparten de verdad la misma visión política e ideológica.

Gaddafi al menos era un hombre con una política exterior, algo muy importante, Libia con Gadafi trabajaba a nivel internacional, contribuía a la geopolítica global. Creo que los africanos no van a ser tomados en serio a menos que sean parte y contribuyan a la geopolítica global. 

El modo en que fue asesinado también muestra la importancia de Libia en África porque la desestabilización de Libia tuvo enormes consecuencias para todo el continente. Es una muestra de que cuando agredes a una parte de África, toda África es atacada. Mucha gente en África no entiende esto, “Oh, ¿por qué apoyas a un norteafricano? ¿a un líder árabe?”, no entendían que es más que ser negro, blanco, árabe o norteafricano, es un asunto panafricano. 

Por parte de las potencias occidentales, la caída de Gadafi era parte de un plan global de desestabilización del oriente próximo y del norte de África, parte del plan de militarización del norte de África y el mar Mediterráneo, parte de la política de migraciones.

La vuelta de "Israel" como estado observador a la UA

Es una derrota para las fuerzas anticoloniales y antiimperialistas, pero no sorprende, porque "Israel" lleva años trabajando en África para tener esta posición. Por ejemplo, con el desarrollo de las compañías israelíes en África, especialmente en sistemas de seguridad y tecnológicos.

Es interesante ver que los países africanos no estaban atentos a lo que estaba pasando. Ver esta noticia fue una especie de shock. La diplomacia de Argelia, Sudáfrica y otros países que lo han rechazado al enterarse, han demostrado que todavía está en la línea del antiimperialismo y deben tomar la palabra y participar en la diplomacia continental. Es un nuevo eje de análisis de las divisiones en el continente.

En este asunto también existe un tema de propagando relacionada con la supuesta división entre los países del África negra y el norte de África, por la esclavitud y el racismo en el mundo árabe. Esto es muy importante porque "Israel" se las ha ingeniado para presentarse a sí misma como un país democrático que trata mejor a la gente negra que el mundo árabe. Deberíamos volver a imponer una visión crítica, una visión panafricana, para no caer en esta clase de trampas de propaganda, que presenta a un país colonial como amigo de los pueblos africanos. 

Reparaciones

Las reparaciones son un asunto transversal, porque dentro de las reparaciones tenemos problemáticas económicas, políticas, sociales, culturales y de identidad.

Es una lucha que lleva un larguísimo camino recorrido, las reparaciones estaban en la agenda del panafricanismo desde principios del siglo XX, incluso en el siglo XIX las reparaciones siempre estuvieron sobre la mesa. 

Descolonización sin reparaciones, abolición sin reparaciones, todos esos cambios políticos y administrativos sin reparaciones económicas siguen manteniendo el viejo estatus. Cuando se sale de la esclavitud sin reparación se sigue siendo un nuevo esclavo. Cuando sales de la colonización sin reparación, sigues estando en posición neocolonial. 

Las reparaciones son parte de la emancipación, son parte de las liberación. 

También es un asunto de democracia económica global, porque el mundo hoy está dividido principalmente en dos partes, norte y sur, oriente y occidente, pero también en países que controlan gran parte del mundo y los países que son controlados por esos pocos. Esto es visible en la distribución de la riqueza y en el poder económico del norte sobre el sur. 

La demanda de reparaciones por la tragedia de la esclavitud, colonización y neocolonización tiene que ver con 600 años de historia, es un periodo enorme. 

Esta demanda debe ser formulada del modo más claro posible: qué queremos, de quién queremos reparaciones, qué tipo de reparación queremos, a quien se debería ofrecer esas reparaciones y, finalmente, cómo organizamos esas reparaciones. 

Francia tiene miedo de este asunto de reparaciones porque la primera independencia de las Americas, después de EEUU, fue la independencia de Haiti. A Haiti se le impuso una deuda de 150 millones de francos de oro a cambio del reconocimiento de su independencia y era una deuda para compensar al los antiguos propietarios de esclavos. Esta deuda sobre el pueblo haitiano continuó pagándose hasta mediados del siglo XX. 

Lo mismo pasó a los países africanos cuando obtuvieron la independencia, que contrajeron una deuda colonial, como por ejemplo la moneda Franco CFA, y en el caso de la RDC, cuando Congo se independizó de Bélgica, la deuda global de Bélgica se transfirió al pueblo congoleño. 

Estas situaciones requieren reparaciones

Debemos trabajar en ello a nivel caribeño, afroamericano y panafricano, para determinar con precisión qué reparaciones queremos. Es necesario. El asunto de las reparaciones es una lucha crucial del movimiento panafricano del siglo XXI. 

Empezó en 2001 en una Conferencia global, en septiembre de 2001, cuando los países africanos y caribeños demandaron reparaciones, pero los países occidentales decidieron abandonar la Conferencia, instrumentalizaron la demanda de los países africanos para condenar el sionismo y para negarse a escuchar la petición de los países africanos. 

Dos días después, ocurrieron los ataques del 11-S en EEUU y lo que se suponía que iba a ser un siglo de lucha contra el racismo, se convirtió en el siglo de la lucha contra lo que se llama terrorismo. Y ¿Quienes son los terroristas? son los negros, los no blancos, los árabes, etc, son los que estaban pidiendo reparaciones. 

Son los países de quienes pedían reparaciones los que se están bombardeando hoy, están siendo destruidos incluso a nivel ecológico. Por eso el asunto de las reparaciones es absolutamente importante y una cuestión de cada día, porque cada día nuestros países en África, Oriente Próximo, Latinoamérica, el Caribe están siendo destruidos por el sistema capitalista imperialista.

Rosa Moro

Periodista independiente especializada en África. En 2012 fundó el blog África en Mente. Miembro del Comité de Madrid de la Federación de Comités de Solidaridad con África Negra, UMOYA. https://umoya.org/

Octubre, mes de acción internacional contra el AFRICOM

Estados Unidos cuenta con alrededor de mil bases militares por todo el mundo, dirigidas desde...

Historia de terror en Ruanda, una más

El héroe de Hotel Ruanda, condenado a 25 años de prisión por terrorismo.

Indignación en África por la concesión del estatus de observador a "Israel" en la UA

Estados miembros y organizaciones africanas de solidaridad con Palestina denuncian la...

Disturbios y explosión social en Sudáfrica

Durante la última semana, dos de las nueve provincias de Sudáfrica se enfrentan graves...

El genocidio que no cesa en el corazón de África (Parte 7 FINAL)

Esta es una serie de siete artículos que intenta facilitar la comprensión de una historia que se...

El genocidio que no cesa en el corazón de África (Parte 6)

Esta es una serie de siete artículos que intenta facilitar la comprensión de una historia que se...

Temas relacionados

China exhibe antigüedades sirias

Como parte de un recorrido para exhibir antigüedades sirias en varias ciudades chinas, el Museo...

Dividir y conquistar: el camino imperialista

¿Cómo intenta Estados Unidos provocar deliberadamente guerras civiles en Iraq, Afganistán y Líbano?

Ain Al Rummaneh: de Beirut a Canberra

¿Cómo está ejerciendo presión el pacto sioamericano (sio: sionista) sobre el Líbano? y ¿cómo...

Algunos frentes de ataque en la guerra de propaganda contra China

Un estudio de octubre de 2020 del Pew Research Center reportó que, tras el inicio de la...

El "rascacielos invertido" tiene una base más pequeña que su ático

El estudio de arquitectura de Adjaye tiene experiencia con la construcción de complejos de gran...