Fuerzas egipcias cierran las entradas a la plaza Tahrir y Al-Sisi pide a los egipcios que no se preocupen

Horas antes de los nuevos llamados a protestar, las autoridades egipcias están investigando los eventos de las manifestaciones. El presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, pide a los egipcios que no se preocupen.

Fuerzas egipcias cierran las entradas a la plaza Tahrir y Al-Sisi pide a los egipcios que no se preocupen.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, dijo que lo que sucedió en Egipto en el pasado no volverá a suceder. "El pueblo egipcio está consciente y no será engañado", dijo a su regreso de Estados Unidos.

"Hay una imagen falsa para cambiar los hechos", agregó.

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad egipcias cerraron las entradas a la plaza Tahrir en El Cairo el viernes y desplegaron refuerzos policiales después de un llamado a manifestaciones antigubernamentales durante la segunda semana.

Desde las protestas de la semana pasada, las autoridades han lanzado una campaña de arrestos, que según grupos de derechos humanos ha resultado en el arresto de al menos mil 900 personas.

El Fiscal General egipcio también ordenó una investigación exhaustiva sobre las manifestaciones de la semana pasada en algunas de las provincias del país, después del arresto de un gran número de quienes se encontraban cerca de las protestas, incluidos los extranjeros.

La declaración oficial indica que la investigación incluirá los incidentes de incitación a las manifestaciones y los eventos posteriores para revelar la verdad de su organización y participación.