Un Rambo estadounidense contra Venezuela

La Revolución Bolivariana en Venezuela,  iniciada por el Comandante Hugo Chávez y hoy continuada por el presidente Nicolás Maduro Moros, enfrentó  desde su surgimiento las más variadas amenazas para hacerla fracasar. Planes tras planes los enemigos del pueblo venezolano fallaron en sus tentativas.

  • Un Rambo estadounidense contra Venezuela
    Un Rambo estadounidense contra Venezuela

Desde intentos  de magnicidio, revueltas “guarimberas”  impulsadas por opositores apoyados por Washington, hasta amenazas de invasión desde enclaves militares ubicados en territorio de Colombia,  todas chocaron con la unidad cívico-militar alcanzada por el pueblo de Bolívar y fracasaron.

Curiosamente, desde Colombia se preparaban acciones contra su vecino coincidiendo con el incremento de operaciones de barcos militares del Pentágono en la región del mar Caribe.

Podría ser pura coincidencia pero algunos recuerdan una intentona parecida a eso que ocurrió en la región, por esa época en 1961, cuando grupos contrarrevolucionarios pretendieron apoderarse de una parte de Cuba, Playa Girón, para establecer un llamado gobierno provisional que solicitara el reconocimiento y el apoyo de Estados Unidos.

Pura coincidencia pero, en este posible escenario se movía lo que pudiera ser una copia del “Rambo” que protagonizó el actor Sylvester Stallone en varios filmes y que, luego de la debacle de Vietnam, tal vez buscara engrandecer la eficacia y el poder de los militares estadounidenses, y en especial borrar del imaginario de los golpeados estadounidenses el llamado “Síndrome de Vietnam”.

Ahora, un artículo que publicó el periodista Ralph R. Ortega en el sitio https://www.dailymail.co.uk, describe el papel desempeñado por el exBoina Verde estadounidense Jordan Goudreau en la preparación de las fuerzas que pretendían derrocar al presidente Maduro en menos de 96 horas.

En la descripción de este émulo del Rambo de Stallone, Ortega describe a Goudreau como  ciudadano estadounidense y tres veces galardonado con la Estrella de Bronce por su valentía en Iraq y Afganistán, donde sirvió como médico en las fuerzas especiales del ejército estadounidense, según cinco personas que se reunieron con el ex soldado.

  • Un Rambo estadounidense contra Venezuela
    Jordan Goudreau, el exmilitar estadounidense que lideró un “peligroso” intento fallido para acabar con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Como parte de su investigación, el informador señala que el personaje es descrito por sus relaciones en Estados Unidos  y Colombia “como un patriota amante de la libertad, un mercenario y un guerrero talentoso marcado por la batalla y en camino sobre su cabeza”.

Dos excolegas de las fuerzas especiales, precisa Ortega,  dijeron que Goudreau siempre fue el mejor de su clase: un líder de célula con un magnífico intelecto para el manejo de fuentes, un increíble tirador y un dedicado luchador de artes marciales mixtas que aún se cortaba el pelo a lo grande.

Agrega Ortega que “al final de una distinguida carrera militar, Goudreau fue investigado en 2013 por supuestamente estafar al ejército con 62 mil dólares en estipendios para la vivienda”, entonces surge la duda de si también es un ladrón pese a que fue absuelto.

El informe aireado en sitio del dailymail.co.uk  señala que el un ex Boina Verde organizó un "golpe privado" financiado por multimillonarios de EE.UU. para eliminar a Maduro de Venezuela y entrenó a 300 soldados en Colombia antes de que se desmoronara espectacularmente y dejara al cabecilla,  el exgeneral venezolano Cliver Alcalá en manos estadounidenses para que responda por presuntos vínculos con el narcotráfico.

El plan,  que según el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, estaba penetrado desde un inicio,  “perseguía que unos 300 voluntarios fuertemente armados se colarían en Venezuela desde el extremo norte de Sudamérica. En el camino, asaltarían bases militares en el país socialista y encenderían una rebelión popular que terminaría con el arresto del presidente Nicolás Maduro”.

Después de que la operación se vino abajo, las autoridades de EE.UU. y Colombia están haciendo preguntas sobre el papel de un musculoso asesor estadounidense, el ex Boina Verde Jordan Goudreau, como si no supieran nada, algo que muy pocos se creen.

No vas a acabar con Maduro con 300 hombres hambrientos y sin entrenamiento,' dijo Ephraim Mattos, un exSEAL de la Marina de EE.UU. que entrenó a algunos de los aspirantes a combatientes en medicina táctica.

Señala Ortega que “Esta extraña historia no contada de una llamada a las armas que se estrelló antes de ser lanzada está sacada de entrevistas con más de 30 oponentes del Maduro y aspirantes a luchadores por la libertad que estaban directamente involucrados o familiarizados con su planificación. La mayoría hablaron bajo condición de anonimato, temiendo represalias”.

Retomando la historia de exmilitar estadounidense, Ortega precisa que después de retirarse en 2016, trabajó como contratista de seguridad privada en Puerto Rico después del huracán María. En 2018, creó Silvercorp USA, una empresa de seguridad privada, cerca de su casa en la Costa Espacial de Florida para incorporar agentes antiterroristas en las escuelas disfrazados de profesores.

  • Un Rambo estadounidense contra Venezuela
    Planes tras planes los enemigos del pueblo venezolano fallaron en sus tentativas.

El sitio web de la empresa presenta fotos y vídeos de Goudreau disparando ametralladoras en la batalla, corriendo sin camisa por una pirámide, volando en un jet privado y llevando una mochila militar con una bandera americana enrollada, tal vez este influido por otra organización como Black Water,  la que cambio de nombre luego de verse señalada por acciones en varias naciones del Oriente Medio, y que incluso, algunos fuentes de crédito también le dan algún protagonismo en la preparación de operaciones contra Venezuela.

Puntualiza Ortega que el sitio web de Silvercorp promociona operaciones en más de 50 países, con un equipo de asesores formado por ex diplomáticos, estrategas militares experimentados y jefes de corporaciones multinacionales, ninguno de ellos nombrado. Afirma haber "dirigido equipos de seguridad internacional" para el presidente de Estados Unidos, o sea, el sujeto es conocido por personas cercanas a los jefes de la Casa Blanca.

La vinculación de Rambo Goudreau con  Venezuela comenzó en febrero de 2019, cuando trabajó en  la seguridad en un concierto en apoyo a Juan Guaidó, el autoproclamado presidente de Venezuela,  organizado por el multimillonario británico Richard Branson en la frontera venezolano-colombiana.

Drew White, un antiguo socio de  Goudreau en Silvercorp, al describir la personalidad del ex Boina verde  aseguro que “su cabeza no estaba en el mundo de la realidad".

Agrego White, que Goudreau  estuvo en el concierto auspiciado por Branson buscando capitalizar el creciente interés de la administración Trump por derrocar a Maduro. Había sido presentado a Keith Schiller, el guardaespaldas del Presidente Donald Trump, a través de alguien que trabajaba en la seguridad privada.

En su investigación Ortega señala que Rambo acompañó a Schiller a una reunión en Miami con representantes de Guaidó. Hubo una animada discusión con Schiller sobre la necesidad de reforzar la seguridad de Guaidó y su creciente equipo de asesores dentro de Venezuela y en todo el mundo, según una persona familiarizada con la reunión.

El informe de Ortega detalla cómo se desarrolló toda la trama de la fracasada operación e incluso indica que  entre los combatientes de los campamentos se encontraba un desertor de la Guardia Nacional acusado de participar en un ataque con drones en 2018 contra Maduro en la Avenida Bolívar, donde el mandatario daba un discurso.

Según Ortega, el exBoina Verde hablaba a sus aprendices de invasores de tener contactos de alto nivel en la administración de Trump, algo que algunos dudan pero, quien sabe, en el imperio de Trump todo es posible.