Gobierno de Al Wefaq condena interferencia en asuntos internos de Libia

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Al-Wefaq describió las declaraciones de cinco países (Egipto, Chipre y Grecia junto con Francia que conforman el grupo "3 + 1", además de Emiratos Árabes Unidos) como una interferencia flagrante en los asuntos internos de Libia.

  • Cancillería libia en Trípoli.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Al-Wefaq describió las declaraciones de cinco países (Egipto, Chipre y Grecia junto con Francia en el marco de la fórmula "3 + 1", además de Emiratos Árabes Unidos) como una interferencia flagrante en los asuntos internos de Libia.

Según el comunicado de la Cancillería, las declaraciones vertidas durante la reunión de coordinación periódica entre los países de la fórmula “3 +1” incluían una serie de imprecisiones y abusos contra el estado libio y su soberanía nacional.

Enfatizó que el gobierno libio tiene el derecho pleno y legal de defender los intereses del estado, y los intereses económicos del pueblo libio como un gobierno reconocido internacionalmente. 

Al referirse a la participación de Turquía, afirmó que el Memorando de Entendimiento libio-turco fue firmado entre los gobiernos de dos países ribereños del Mediterráneo en  conformidad con los acuerdos y convenios internacionales, y no afecta los derechos de ningún tercero.

También manifestó su sorpresa por la presencia de los Emiratos en la declaración emitida, aunque es un país no mediterráneo, lo que se considera como evidencia de la existencia de otras metas y objetivos.

La Cancillería libia pidió a los países mediterráneos que reconsideren sus posiciones sobre el tema libio.

Respuesta turca

A su vez, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía condenó la declaración emitida por la reunión ministerial, y también las describió como “un ejemplo flagrante de la política de doble estándar de un grupo de países obsesionados con oponerse a Turquía y a Libia".

En este caso, el comunicado de la cancillería turca expresó: "Los gobernantes de Egipto han dejado de proteger los derechos e intereses del pueblo egipcio… Los Emiratos Árabes Unidos, que no tienen ninguna relación con esta región, tienen como objetivo reunir a estos países contra Turquía y Libia".

También agregó: "Los franceses querían apoyar la alianza del mal, porque querían vengarse de Turquía, porque  se había frustrado su plan para establecer un estado separatista en el norte de Siria".

Además, la declaración turca pidió a estos países que actúen de acuerdo con las leyes internacionales, ya que la paz se logra a través del diálogo y la cooperación, y no a través de alianzas malvadas.

Declaraciones de los países integrantes de la fórmula “3+1”

Sobre la base de consultas previas y la coordinación periódica entre Egipto, Chipre y Grecia junto con Francia en el marco de la fórmula "3 + 1", los ministros de Asuntos Exteriores de esos países celebraron una reunión online el 11 de mayo de 2020, junto con sus homólogos de los Emiratos Árabes Unidos, para discutir los últimos desarrollos preocupantes y de interés en el Este del Mediterráneo, además de una serie de crisis regionales que amenazan la paz y la estabilidad en esta región.

Los ministros destacaron la importancia estratégica de fortalecer e intensificar sus consultas políticas, elogiaron los resultados de la reunión de El Cairo el 8 de enero de 2020 para mejorar la seguridad y la estabilidad en el Mediterráneo Oriental, y expresaron su profunda preocupación por la actual escalada y los continuos movimientos provocativos en el Mediterráneo Oriental.

Asimismo, condenaron los movimientos ilegales turcos que tienen lugar en la zona económica exclusiva de la República de Chipre y sus aguas territoriales, por la aparente violación del derecho internacional de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Es el sexto intento de Turquía, en menos de un año, de realizar excavaciones ilegales en las zonas marítimas de Chipre.

También denunciaron la escalada de las violaciones de Turquía del espacio aéreo griego, incluido el vuelo sobre áreas pobladas y aguas territoriales, en violación del derecho internacional. 

Además, los ministros condenaron la explotación sistemática de civiles por parte de Turquía y el intento de empujarlos a cruzar ilegalmente las fronteras terrestres y marítimas griegas.

También exigieron que Turquía respete plenamente la soberanía de todos los países y sus derechos soberanos en sus áreas marinas en el Mediterráneo oriental.

Los cancilleres de los referidos países reafirmaron que tanto el Memorando de entendimiento sobre la delimitación de las fronteras marítimas en el Mediterráneo, como el Memorando de entendimiento sobre seguridad y cooperación militar, firmado en noviembre de 2019 entre Turquía y el Sr. Fayez al-Sarraj, son incompatibles con el derecho internacional y el embargo de armas de la ONU impuesto a Libia, ya que socavan la Estabilidad regional.

Al respecto, señalaron que el Memorando de Entendimiento sobre la delimitación de las fronteras marítimas en el Mediterráneo viola los derechos soberanos de terceros países, es incompatible con el derecho del mar y no puede tener implicaciones legales para terceros.

A su vez, expresaron su profundo pesar por la escalada de confrontaciones militares en Libia, al tiempo que les recordaron la obligación de abstenerse de cualquier intervención militar extranjera en Libia, como se acordó en las conclusiones de la Conferencia de Berlín. 

También pidieron a las partes libias a que  respeten la tregua durante el mes sagrado del Ramadán, y afirmaron su compromiso de trabajar para lograr una solución política integral a la crisis libia bajo los auspicios de las Naciones Unidas, y expresaron su interés  por reanudar las tres vías del proceso de Berlín (en lo político, en lo militar, y en lo económico y financiero).

Cancillería turca a las fuerzas de Haftar: los consideraremos objetivos legítimos nuestros

Después de sus ataques contra la capital libia, Trípoli, el Ministerio de Relaciones Exteriores turco amenazó a las fuerzas de Khalifa Haftar de que serán "sus objetivos legítimos si continúan sus ataques y si atentan contra los intereses turcos y sus misiones diplomáticas en Libia".

La cartera libia consideró que los recientes ataques de las fuerzas de Haftar contra el aeropuerto de Maaitika en la capital, Trípoli, hace un par de días, "constituyen crímenes de guerra".

Por su parte, Fayez al-Sarraj, presidente del Consejo Presidencial del Gobierno de Al Wefaq, describió los ataques de las fuerzas de Haftar como "descabellados” y una indicación del final de su proyecto de tomar el poder".

Al-Sarraj dijo en un comunicado que "las acciones dementes del criminal de guerra terrorista en estos días, que han matado a decenas de civiles, son evidencia de debilidad y desesperación después de sus sucesivas derrotas, y una indicación del fin de su sangriento proyecto para tomar el poder".

"Las violaciones de Haftar y los crímenes atroces sólo nos llevarán a continuar golpeándolo con mano de hierro con todos los medios y capacidades disponibles", agregó.

Por su parte, el Partido libio "Justicia y Construcción", llamó a la comunidad internacional y la misión de la ONU, "a jugar su rol en aras de detener las acciones criminales del general golpista Khalifa Haftar en la capital, Trípoli".

“Los sucesivos crímenes contra Trípoli expresan el odio y la falta de humanismo de esas milicias y demuestran su incapacidad para enfrentarse a los combatientes en el campo de batalla", expresó la declaración del referido partido en su página oficial de Facebook.

Las fuerzas de Khalifa Haftar lanzaron hace un par de días un ataque con misiles contra barrios residenciales en la capital, Trípoli, y también bombardearon el aeropuerto internacional "Maitika", matando a seis civiles, incluida una mujer, según el Ministerio de Salud de Libia.