Lobby pro-israelí presiona a Biden para que rechace acuerdo con Irán en su formato actual

El Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí (AIPAC) hizo un llamamiento a sus partidarios para que insten a los senadores estadounidenses a firmar una carta en la que se pide a Biden que llegue a un acuerdo ampliado con Irán.

  • Lobby pro-israelí presiona a Biden para que rechace acuerdo con Irán en su formato actual.
    Lobby pro-israelí presiona a Biden para que rechace acuerdo con Irán en su formato actual.

El grupo pro-israelí AIPAC está presionando para instar al presidente de EE.UU., Joe Biden, a que se oponga efectivamente a revivir el acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y las potencias mundiales, en su formato actual.

.- Borrell promete hacer todo lo posible para preservar el acuerdo nuclear 

El Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí (AIPAC) hizo un llamamiento a sus partidarios para que insten a los senadores estadounidenses a firmar una carta en la que se pide a Biden que llegue a un acuerdo ampliado con Irán.

"Irán sigue siendo la mayor amenaza para "Israel" y Estados Unidos en Medio Oriente", dijo el AIPAC a sus partidarios en un mensaje de texto esta semana.

"Por favor, insten a sus senadores a firmar una carta bipartidista al presidente Biden... expresando el consenso bipartidista de que 'un Irán con armas nucleares supondría una grave amenaza para los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos y para nuestros aliados y socios'", dijo el grupo.

La carta, encabezada por el senador demócrata Bob Menéndez y el republicano Lindsey Graham, insta al Senado a rechazar la vuelta al acuerdo nuclear de Irán en su formato actual.

Dice que Washington necesita "alcanzar un acuerdo que impida que Irán llegue a adquirir armas nucleares y que limite significativamente su actividad desestabilizadora en todo Oriente Medio y su programa de misiles balísticos".

"Creemos que es fundamental que consulte con nuestros aliados europeos, "Israel" y los socios de seguridad del Golfo sobre el camino a seguir con Irán", se lee en la carta.

Mientras que "Israel" es el único poseedor de cabezas nucleares en Medio Oriente, el programa nuclear de Irán es totalmente civil, lo que ha sido confirmado en repetidas ocasiones por la agencia nuclear de la ONU.  

La carta bipartidista no rechaza explícitamente volver al acuerdo nuclear, pero impone exigencias fuera del ámbito del acuerdo.

En 2015, Irán firmó el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) con el grupo de países P5+1 -Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania-.

En ese momento, el AIPAC había lanzado una campaña para rechazar también el acuerdo.

Sin embargo, la administración del expresidente Donald Trump se retiró unilateralmente del acuerdo en 2018, y volvió a imponer las sanciones anti-Irán que se habían levantado en el marco del acuerdo.

Ahora, con el presidente demócrata Joe Biden en la Casa Blanca, Washington ha señalado su voluntad de reincorporarse al JCPOA, aunque ha condicionado la medida a que Teherán reanude sus compromisos en el marco del acuerdo de 2015, a pesar de que Estados Unidos fue quien rompió el juramento.