Grupo terrorista Hay'at Tahrir al-Sham persigue y arresta a personas buscadas por la coalición de EE.UU. en Idleb

Fuentes locales y activistas dijeron que la campaña se ha intensificado durante los últimos días, apuntando a decenas de combatientes locales y extranjeros, algunos de los cuales sobrevivieron a ataques anteriores de aviones de la coalición.

  • Abu Mohammad al-Golani, jefe del grupo terrorista Hay'at Tahrir al-Sham.
    Abu Mohammad al-Golani, jefe del grupo terrorista Hay'at Tahrir al-Sham.

La organización terrorista Hay'at Tahrir al-Sham (HTS) lanzó una campaña de redadas y arrestos que incluyó a un gran número de efectivos locales y extranjeros, la mayoría de ellos buscados por la coalición internacional en el campo de Idleb. 

Fuentes locales y activistas dijeron que la campaña se ha intensificado durante los últimos días, apuntando a decenas de combatientes locales y extranjeros, algunos de los cuales sobrevivieron a ataques anteriores de aviones de la coalición.

La campaña también incluyó la detención de unos 15 cabecillas y combatientes de la organización terrorista "Guardianes de la religión" de nacionalidades tunecina, argelina, turca y egipcia, y otros combatientes independientes franceses y daneses.

Por su parte, los grupos uzbecos levantaron el estado de alerta en sus zonas de propagación al oeste de Idleb después del secuestro y asesinato de varios de sus combatientes mientras estaban solos en las carreteras secundarias.

Activistas confirmaron que la campaña de la HTS incluyó el asalto de una fuerza reforzada con tanques a la localidad de Armanaz, al oeste de Idleb, en la que se produjeron enfrentamientos que resultaron en la detención del cabecilla Abu Omair Sarmin, de la organización "Guardianes de la Religión", y el asesinato de varios de sus guardias durante su resistencia al proceso de arresto.

La campaña de la HTS contra sus oponentes se intensificó después de la comparecencia mediática de su cabecilla, Abu Mohammad al-Golani, con el periodista estadounidense Martin Smith, en la que confirmó que su organización no representa una amenaza para Estados Unidos y Europa, y debe ser eliminada de la lista de terrorismo.