Presidente libanés: La caída de la auditoría penal financiera significa atacar la iniciativa francesa

Aoun señaló que ha quedado claro que el objetivo de la demora es llevar a la empresa a la desesperación para que abandone El Líbano y detenga la auditoría penal.

  • Michel Aoun, presidente de El Líbano.
    Michel Aoun, presidente de El Líbano.

"La caída de la auditoría penal significa atacar la iniciativa francesa", expresó este miércoles el presidente libanés, Michel Aoun, quien añadió que la medida financiera en el Banco Central se ha detenido.

Por medio de un discurso, Aoun agregó que ha quedado claro que el objetivo de la demora es llevar a la empresa a la desesperación para que abandone El Líbano y detenga la auditoría penal.

Aoun también aclaró que "la caída de la auditoría penal significa no recibir ayuda internacional, ni de la Conferencia Económica para el desarrollo del Líbano, las Reformas y con las Empresas (CEDRE), ni apoyo del Golfo, ni ayuda del FMI”.

En este contexto, Aoun señaló que "la auditoría penal es la puerta de entrada para averiguar quién causó el crimen de colapso financiero en El Líbano".

El presidente libanés afirmó que el Banco Central se negó a responder todas las preguntas de auditoría penal financiera "bajo el pretexto de la ley".

"Parece que no hay voluntad de realizar una auditoría penal de las cuentas del Banco Central", agregó.

Aoun señaló que las dudas confirman día tras día que las cuentas del Banco Central Libanés "no son transparentes", y pidió al pueblo que se solidarice para evitar que se elimine la auditoría penal financiera a las cuentas del Banco Central".

Al dirigirse al Banco Central, Aoun dijo: "Ustedes tienen la responsabilidad principal porque violaron la Ley de Crédito y Moneda. La responsabilidad es clara y no pueden escapar de la verdad. Ustedes actuaron de manera irresponsable con los depósitos de las personas con la esperanza de obtener ganancias rápidas".

Aoun consideró que "todos los gobiernos y administraciones son responsables de cada centavo desperdiciado a lo largo de los años, y todos deben ser incluidos por la auditoría penal financiera".

Aoun enfatizó que las transferencias de dinero al exterior después del 17 de octubre de 2019 no se pueden ocultar.

Explicó que "si la decisión está disponible, podemos averiguar quién transfirió el dinero libanés al exterior".

También se dirigió a los países que reclaman solidaridad con los libaneses y exigen transparencia en el Banco Central y el resto del sector bancario y reformas financieras y monetarias: "Ayúdennos a descubrir las transferencias de dinero que tuvieron lugar después del 17 de octubre de 2019, la naturaleza del contrabando financiero. Estos fondos están en moneda extranjera y fueron transferidos desde El Líbano a bancos conocidos en todo el mundo".

Aoun también señaló: "la auditoría penal financiera es el comienzo, y tal vez esta batalla sea más difícil que liberar la tierra, porque es una batalla contra los corruptos y los ladrones"

Las declaraciones del presidente libanés coincidieron con lo anunciado por el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, de que "se tomarán medidas contra quienes obstruyeron la solución de la crisis en El Líbano".