Saied critica desempeño del ministro de Salud tunecino frente al coronavirus

El presidente de Túnez, Kais Saied, confirmó que seguirá investigando este asunto para asumir toda su responsabilidad. Apuntó que hay quienes crean causas de contagio y muerte. ¿Es Eid al-Adha o la fiesta de sacrificar a los tunecinos?, preguntó.

  • Saied critica desempeño del ministro de Salud tunecino frente al coronavirus.
    Saied critica desempeño del ministro de Salud tunecino frente al coronavirus.

El presidente de Túnez, Kais Saied, destacó –durante su reunión con el ministro de Salud destituido, Fawzi Mahdi– que lo ocurrido el día de Eid al-Adha en los centros de vacunación es un delito y un comportamiento intencional inaceptable.

El presidente tunecino confirmó que seguirá investigando este asunto para asumir toda su responsabilidad.

Saied también consideró que, en lugar de afrontar la epidemia, hay quienes crean causas de contagio y muerte. ¿Es Eid al-Adha o la fiesta de sacrificar a los tunecinos?, preguntó. 

Destacó que lo ocurrido fue un crimen cometido contra personas y destinado a sembrar el caos. También ratificó que la salud del ciudadano tunecino no es un juego.

Saied le dijo al ministro destituido: “Hay una serie de interrogantes relacionadas con su llamado a los jóvenes a varios centros para recibir vacunas contra el virus Corona. ¿Cómo hizo esto cuando la política del Estado se basa en imponer distancia social?".

Según el mandatario, "la Presidencia de la República hizo un esfuerzo para brindarle equipos médicos, sobre todo oxígeno".

"No dejaremos al Estado como un juego en sus manos, y la salud del ciudadano no es un juego", dijo.

El primer ministro tunecino, Hisham Al-Mashishi, destituyó al ministro de Salud de sus funciones, y describió su desempeño al frente del ministerio como catastrófico y culpó al presidente Kais Saied por el empeoramiento de la situación de salud debido a su obstrucción a la reorganización del gobierno.

Túnez registra una de las tasas de muerte por el coronavirus más altas del mundo, con alrededor de 18 mil muertes.