Monumentos históricos de la escuela del mártir Suleimani: de Iraq a Gaza

Ha sido descrito como uno de los líderes iraníes más cercanos al Líder, Ali Khamenei, y uno de los arquitectos del mapa de Oriente Medio desde 2003 hasta la fecha de su martirio.

  • Monumentos históricos de la escuela del mártir Suleimani: de Iraq a Gaza
    Monumentos históricos de la escuela del mártir Suleimani: de Iraq a Gaza

Heraldo Rivera, uno de los analistas estadounidenses más importantes, confirma que el mártir general Qassem Suleimani ha logrado establecer un sistema de Resistencia no sectario que se extiende desde Afganistán hasta Yemen, pasando por Iraq, Siria, Líbano y Gaza.

El representante del líder, Sr. Ali Khamenei, en la "Fuerza Quds" del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Sheikh Ali Shirazi, comenzó su libro: "Monumentos históricos de la escuela  del mártir Suleimani" publicado por el Centro Maarif de Traducción en Beirut con este párrafo: 

"No debemos mirar a nuestro querido mártir, Hajj Qassem Suleimani, como un individuo, sino tenemos que mirarlo como una escuela. Más bien, tenemos que mirar a nuestro querido líder mártir como una doctrina, como un enfoque y como una escuela de aprendizaje, así que vamos a mirarlo con este punto de vista".

Qassem Suleimani representó un símbolo del crecimiento del poder y la influencia de Irán en los últimos años durante su liderazgo de la "Fuerza Quds" en el papel militar y de seguridad que desempeñó durante las últimas dos décadas en el mapa que  se extiende desde Afganistán en el este hasta Yemen y Gaza en el oeste.

Por lo tanto, la peculiaridad de Suleimani y la gravedad de su asesinato superan su carácter oficial, pues las posiciones y efectividad del hombre durante 40 años dentro y fuera de Irán lo han convertido en una potencia en la estructura de poder iraní, mientras, algunos lo consideraban  el "segundo hombre" después del guía, el Sr. Khamenei.

Es cierto que Suleimani ganó gran fama tras su nombramiento como comandante de la "Fuerza Quds" en 1998 con el objetivo entonces  de prevenir la expansión de la influencia del emergente movimiento "Talibán" en Afganistán hacia las fronteras orientales de Irán, así como de eliminar el tráfico y el contrabando de drogas.

Sin embargo, los servicios de inteligencia estadounidense y occidental comenzaron a monitorear sus movimientos inmediatamente después de la  caída del régimen del ex presidente iraquí Saddam Hussein en 2003.

Ha sido descrito como uno de los líderes iraníes más cercanos al Líder, Ali Khamenei, y uno de los arquitectos del mapa de Oriente Medio desde 2003 hasta la fecha de su martirio.

Por su parte, las autoridades estadounidenses incluyeron su nombre en la lista de "blancos", según un documento de ley presentado al Congreso a finales de 2007, al considerarlo responsable de al menos el 20% de los muertos del ejército estadounidense en Iraq.

Por lo tanto, la propaganda estadounidense comenzó a promover a Suleimani como "Líder de la sombra", "Caballero de la noche", "Enemigo jurado". Mientras, la revista estadounidense "Forbes" lo describió como el segundo hombre más fuerte y peligroso del mundo para el año 2011. En el mismo año 2011, el periódico británico "The Guardian" consideró que el teniente general Qassem Suleimani dirigía la política iraní en Oriente Medio, todo esto era con el fin de justificar su asesinato.

Sobre Siria, el Mártir Suleimani expresó ante la Asamblea de Expertos con un lenguaje muy decidido: "No prestamos atención a los rumores del enemigo, porque Siria es la primera línea de la resistencia, y esta es una realidad innegable. Apoyaremos a Siria hasta el final".

En 2014, la imagen del Mártir Suleimani encabezó la portada de la revista "Newsweek", acompañada de la frase "Luchó contra Estados Unidos primero y ahora aplasta al ISIS". 

Lo que se mostró de propaganda occidental contra Suleimani y su mencionada influencia y lucha contra el proyecto estadounidense es solo un preludio para justificar su asesinato. Esto es lo que hace EEUU antes de alcanzar cualquier objetivo.

"Es por eso que los estadounidenses lo asesinaron, por orden directa de Trump", dijo el autor del libro y confirmó que el mártir Suleimani pudo, con su escuela, derribar la bandera de la organización sionista estadounidense "ISIS" (Daesh)  en Asia occidental.

El difunto asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Hussein Sheikh Al-Islam, dice: El trabajo importante de Hajj Qassem fue eliminar a ISIS (Daesh)  con un ejército compuesto por los pueblos del mundo islámico.

Por su parte, Masoud Barzani, ex presidente de la región de Kurdistán, dice: “Cuando ISIS (Daesh) estaba en las puertas de la ciudad y llegó a las afueras de Erbil, y se temía de que pronto la ciudad sea ocupada, contacté a 23 países pidiéndoles ayuda  y ningún país me respondió. Cuando llamé a Suleimani, los suministros llegaron en cuestión de horas y se salvó la ciudad de Erbil del peligro".

Heraldo Rivera cree que “el proyecto de Suleimani defendió a las minorías cristianas en Siria e Iraq después de que Occidente dejo su destino en las manos de ISIS (Daesh)  y sus hermanas.

Tantos los amigos de Suleimani como los enemigos acordaron por unanimidad que él era una punta de lanza en la eliminación de ISIS en Siria, Iraq y Líbano.

A su vez, el miembro del Consejo Político del Movimiento Jihad Islámico en Palestina Khaled Al-Batsh expresó: "Suleimani agregó varias dimensiones a la resistencia palestina (...) expandió el trabajo de la resistencia, proporcionándole todo lo que necesitaba para que sea más fuerte".

En cuanto a lo que Suleimani ha proporcionado a Palestina, Shirazi cita al guía, Sayyid Khamenei, sobre el mártir Suleimani diciendo: “Este hombre apoyó a los palestinos y de hecho hizo que un área pequeña como la Franja de Gaza se enfrentara al régimen sionista con toda su tiranía y sus afirmaciones (...) el plan de Estados Unidos en Iraq, en Siria, en el Líbano, ha sido frustrado con el apoyo y los esfuerzos de este querido mártir ".