La playa de Brasil que perdió el Sol

La sombra de los rascacielos que se proyecta sobre la playa hace que esta sea más fría y oscura.

  • Así se ve el atardecer en Praia Central. Foto: BBC
    Así se ve el atardecer en Praia Central. Foto: BBC

El popularmente conocido como “Dubai brasileño”, el Balneario Camboriu que alberga seis de los 10 edificios residenciales más altos de América del Sur, según datos del Council on Tall Buildings and Urban Habitat, una ONG internacional, tiene un lado oscuro.

La ciudad de poco más de 145.000 habitantes situada en el sur de Brasil, tiene una concentración de edificios gigantes que ha hecho que la playa “pierda” -literalmente- el sol.

“Después de las 2 de la tarde, los rascacielos bloquean la luz del sol y sumergen la playa en la sombra. Es así de simple”, le dice a la BBC la residente Sabrina Silva.

La sombra de los rascacielos que se proyecta sobre la playa hace que esta sea más fría y oscura.

“Lo que es peor es que la gente tiene que amontonarse en los estrechos espacios soleados que deja el espacio entre los edificios para tomar el sol. Es un infierno”, agrega Silva.

Algunos lugareños como Isaque Borba, un historiador especializado en el pasado de Balneario Camboriu, cree que hay demasiado alboroto por nada.

  • Los rascacielos a lo largo de Praia Central proyectan su sombra en la arena hasta seis horas antes del atardecer. Foto: BBC
    Los rascacielos a lo largo de Praia Central proyectan su sombra en la arena hasta seis horas antes del atardecer. Foto: BBC

“Los tiempos han cambiado. Mucha gente no quiere permanecer bajo el sol porque podría ser peligroso para su salud. Las sombras permiten que la gente haga ejercicio en el paseo marítimo y no sudar”, le dice Borba a la BBC.

“Si los rascacielos fueran realmente un problema, ¿por qué la gente sigue viniendo? Tal vez realmente disfruten de Praia Central como es ahora”.