Partidos políticos advierten sobre enfrentamientos internos en Túnez

El primer ministro Hicham El Mechichi dijo que la ira  de los tunecinos es "legítima", pero subrayó que la violencia debe tratarse fuertemente.

  • Partidos políticos advierten sobre enfrentamientos internos en Túnez
    Partidos políticos advierten sobre enfrentamientos internos en Túnez

Los partidos políticos de Túnez advirtieron sobre enfrentamientos internos luego de que el movimiento Ennahda llamara a sus simpatizantes a tomar las calles ante las manifestaciones.

El llamado del titular del Consejo de Shura de Ennahda, Abdel Karim Harouni, a los miembros del movimiento a tomar las calles para proteger la seguridad de los tunecinos provocó muchas reacciones, ya que partidos, corrientes y organizaciones de izquierda tunecinas anunciaron su participación absoluta en las recientes protestas y pidieron su continuación.

Hizo hincapié en que "la liberación de todos los detenidos es una exigencia que no se puede renunciar".

El Sindicato General de la Guardia Nacional en Túnez dijo: "Las instituciones estatales legítimas son el único garante de la seguridad".

Señaló que "el discurso del Movimiento Ennahda y el jefe del Consejo Shura del Movimiento, Abdel Karim Harouni, es irresponsable y pide el regreso del caos".

Por su parte, el líder de la Corriente Popular, Mohsen al-Nabati, advirtió contra la entrada al país en una guerra civil si los servicios de seguridad aceptaran trabajar con los que llamó "milicias partidarias".

En cuanto al representante del Bloque Democrático, Hisham al-Ajbouni, consideró que la huella de Muhammad al-Ghariani, líder del movimiento " Tahya Tounes / Viva Túnez", era clara con respecto a las "milicias de Ennahda".

Por su parte, Saida Garrach, exasesora del fallecido presidente de la República, Beji Qaid Essebsi, destacó que "el Estado protege a los tunecinos, no  las milicias de los partidos y sus afiliaciones".

El primer ministro Hicham El Mechichi dijo que la ira  de los tunecinos es "legítima", pero subrayó que la violencia debe tratarse fuertemente.