Buque de guerra ruso entra al puerto de Sudán

En noviembre pasado, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio instrucciones al Ministerio de Defensa para la firma de un acuerdo con el Gobierno de Jartum, que contempla la apertura de una instalación naval rusa en las costas del mar Rojo.

  • Buque de guerra ruso entra al puerto de Sudán.
    Buque de guerra ruso entra al puerto de Sudán.

El primer buque de guerra de Rusia entró al puerto de Sudán en el marco de su proyecto para establecer una base naval en ese país africano. 

.- Ejércitos de Siria y Rusia realizan maniobra conjunta en Tartus

Tal como informó el domingo la agencia de noticias rusa Interfax, citando una declaración de la Flota rusa, el destructor “Almirante Grigorovich” arribó al puerto de Sudán, en las costas del mar Rojo.

En noviembre pasado, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio instrucciones al Ministerio de Defensa para la firma de un acuerdo con el Gobierno de Jartum, que contempla la apertura de una instalación naval rusa en las costas del mar Rojo.

Un acuerdo preliminar, firmado entre Moscú y Jartum el pasado diciembre, delineó la construcción de un “centro de apoyo logístico” que se utilizaría para operaciones de reparación y reabastecimiento de reservas y así como lugar para el descanso de las tripulaciones de los buques rusos propulsados con energía atómica en parada técnica.

El pacto tiene como objetivo mantener la paz y la estabilidad en la región y posee un carácter netamente defensivo y no está dirigido contra ningún otro Estado, indica el documento ruso-sudanés que define el acuerdo de una duración de 25 años, el cual podría prorrogarse automáticamente por períodos de 10 años si ninguna de las partes se opone. 

La capacidad de la instalación naval estará limitada a albergar 300 militares y civiles y cuatro barcos, incluidos los de propulsión nuclear, conforme los detalles publicados en el sitio web del Gobierno ruso. Moscú obtendrá el derecho de transportar “armas, municiones y equipo” necesarios para que la base funcione a través de los puertos y aeropuertos de Sudán.

En los últimos años, Rusia ha aumentado su presencia en el noreste de África, al incrementar su cooperación a través de inversiones en industrias de energía y minerales, así como la colaboración militar. En este sentido, envía ocasionalmente asesores militares a África para expandir su influencia en este continente.