Sus misiles eran precisos, dijo el general McKenzie sobre el bombardeo iraní a base Ain Al Assad

El Comandante del Comando Central de Estados Unidos, el general Kenneth Frank McKenzie, confirmó que Irán lanzó un total de 16 misiles, 11 de los cuales alcanzaron la base iraquí de Ain Al Assad. Admitió que ese bombardeo fue un ataque que nunca antes había visto.

  • El Comandante del Comando Central de Estados Unidos, el general Kenneth Frank McKenzie.
    El Comandante del Comando Central de Estados Unidos, el general Kenneth Frank McKenzie.

"Sus misiles eran precisos y golpearon en gran medida lo que querían golpear", expresó el Comandante del Comando Central de Estados Unidos, el general Kenneth Frank McKenzie, al revelar a CBS nuevos detalles sobre el bombardeo iraní a la base aérea de Ain Al Assad utilizada por Estados Unidos en Iraq en enero del año pasado.

.- Poder misilístico de Irán avanza pese a embargos, reconoce general estadounidense

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump emitió una orden para asesinar al comandante iraní de la Fuerza Quds, Qassem Suleimani, seis días antes del bombardeo iraní a la base aérea de Ain Al Assad.

Según informes de la inteligencia estadounidense, el general iraní se estaba preparando para llevar a cabo ataques contra objetivos estadounidenses en Iraq.

McKenzie señaló que, gracias al monitoreo previo de los preparativos de los iraníes para el ataque con misiles, fue posible evacuar a la mayoría de las fuerzas de la base, que contenía alrededor de mil soldados y 50 aviones.

“Si no se hubiera tomado esta acción, Estados Unidos habría perdido entre 100 y 150 soldados y entre 20 y 30 aviones como resultado del ataque. Teníamos un plan de venganza en el caso de la muerte de estadounidenses", agregó.

El Comandante del Comando Central confirmó que Irán lanzó un total de 16 misiles, 11 de los cuales alcanzaron la base. Admitió que ese bombardeo fue "un ataque que nunca había visto antes".

Cabe señalar que Irán ha confirmado que sus fuerzas son capaces de atacar y destruir todas las bases estadounidenses en la región en un solo momento.